La laguna de Bacalar ubicada en Chetumal, Quintana Roo, es famosa por sus tonalidades turquesa; sin embargo, estos colores se vieron modificados durante 2020 por fenómenos metereológicos, malas prácticas turísticas como el uso de bloqueadores y repelentes con alta concentración de químicos, así como de pesticidas en la agricultura local.

Este cuerpo de agua que se extiende a lo largo de 42 kilómetros alberga el arrecife de bacterias de agua dulce más grande del mundo, mejor conocidas como estromatolitos y consideradas rocas vivas, mismas que al producir oxígeno de forma masiva hicieron posible la vida en el planeta. Se calcula que aparecieron entre 2 mil 500 y mil millones de años atrás.

Los siete colores de la laguna van del turquesa al verde profundo.

Bacalar alberga el manglar de estromatolitos, una de las formas de vida más antiguas del planeta

El canalde los piratas fue creado para el intercambio comercial y fue aprovechado por piratas para construir nuevos navíos.

A lo largo de la laguna se pueden encontrar cuatro cenotes: Cocalitos, Esmeralda, Azul y La Bruja.