Alex Cámara Mortiera es un ingeniero que dejó todo por seguir su pasión: vivir la naturaleza al extremo y compartir con la gente la belleza de Yucatán y sus manglares. Por ello fundó Yucatán Adventures, cooperativa con la cual lleva a los turistas a vivir experiencias extremas en La Carbonera, una zona que une el mar, los manglares y un ojo de agua.

Yucatán Adventures, fundada el 20 de mayo del año pasado, ofrece una gran variedad de diferentes aventuras preestablecidas en ruinas, pueblos, cenotes, playas y museos. Lecciones y alquileres de kiteboarding, Kayak y de navegación para principiantes.

“Esto siempre ha sido mi estilo de vida, siempre he sido muy playero, muy aventurero, y a raíz de eso un día dije ‘ya no estoy contento con lo que estoy haciendo’ y decidí hacer algo que me gustara, algo que no lo sintiera como trabajo por el resto de mi vida y con eso surge la idea de decir ‘si esto es mi pasión y mi estilo de vida por qué no compartirlo y a la vez convertirlo en un trabajo’”, explica Alex Cámara, en entrevista con Reporte Índigo.

El primer recuerdo que tiene Alex de él y la naturaleza es de cuando tenía cuatro años y se encontraba con su papá en unas aguadas en un kayak. Su primer sentimiento fue de miedo, de incertidumbre, de duda, pero luego de un rato de estar en contacto con el medio ambiente, realmente le gustó mucho y desde entonces no ha parado.

La Carbonera es hogar de aves y peces de agua dulce
La Carbonera es hogar de aves y peces de agua dulce

Las actividades se realizan en La Carbonera, un paraíso que se encuentra entre el puerto de Chuburná y Sisal y que es hogar de aves como flamencos, pelícanos blancos, garzas negras y patos, y peces de agua dulce como jaibas, mantarrayas pintas y cangrejos. Este lugar está conformado por costa, mar y un área de mangles en la que, inclusive, hay un ojo de agua, Dzul-Ha.

Los manglares son una barrera contra los huracanes y tormentas tropicales que con frecuencia ocurren. Además, tienen una función esencial en la conservación y preservación de la biodiversidad, así como en el mantenimiento de la salud del litoral.

En La Carbonera existen cuatro tipos de mangles: rojo, negro, blanco y gris. Ahí se capta CO2 (dióxido de carbono) y así se contribuye a evitar el calentamiento global, por lo que es importante cuidarlos.

“En una escala del 1 al 10 sobre limpieza, creo que seria un 9, se ha hecho un buen trabajo con el control de basura, pero en años anteriores no lo hubo, así que hay una lucha constante para mantenerlo así y mejorarlo más para llegar a ese 10 perfecto”, platica Cámara.

El CO2 es el gas de efecto invernadero que ha tenido mayor impacto negativo en los ecosistemas; sin embargo, también puede ser capturado por las plantas mediante el proceso de fotosíntesis, convirtiendo el carbono en carbohidratos y almacenándolo en forma de biomasa.

Los manglares son una barrera contra los huracanes y tormentas tropicales
Los manglares son una barrera contra los huracanes y tormentas tropicales

Orgulloso del lugar

Alex Cámara asegura que le gustaría que las personas que vivan esta aventura no sólo se lleven una experiencia agradable y divertida, sino que también se apropien de un poco de información importante para preservar y cuidar este ecosistema que “huele” a libertad.

El fundador de Yucatán Adventures explica que México cuenta con 742 mil hectáreas de manglares, 55 por ciento de ellas ubicadas en la Península de Yucatán, que representan 5.4 por ciento de la superficie global de este tipo de ecosistemas.


https://images.reporteindigo.com/wp-content/uploads/2020/01/lex-camara-yucatan-660x345.jpg

A todos los visitantes les pedimos que recojan la basura como un favor personal, pero invitamos a que se sientan parte de esto, cuando nos sentimos parte de un lugar o de una experiencia siempre nos vamos a sentir mejor

Alex Cámara

Yucatán Adventures ofrece una gran variedad de diferentes aventuras.
Yucatán Adventures ofrece una gran variedad de diferentes aventuras.

¡Lánzate a la aventura en La Carbonera!

Para disfrutar de la experiencia puedes contactare a través de:

También puedes leer: Ser Mar y Laguna: La carbonera