Este 27 de febrero se podrá presenciar la segunda luna llena del año, llamada Luna de Nieve debido a la temporada invernal en la que llega. Para contemplarla, solo necesitas mirar hacia el cielo al anochecer.

El fenómeno ocurrirá exactamente cuando la Luna se encuentre del lado opuesto de la Tierra desde el Sol. El nombre “Luna de Nieve” se originó en las antiguas tribus que habitaron el noreste de Estados Unidos, quienes la llamaron así por las fuertes nieves que caen en esta temporada.

De acuerdo con la NASA, el Almanaque de Maine Farmer seleccionó distintos nombres de la Luna “india” para cada mes del año durante la década de 1930, y eligió “Nieve” para la de febrero.

Otros nombres comunes para este fenómeno son “Luna hambrienta”, “Luna de tormenta”, “Luna huesuda” y “Luna de la pequeña hambruna” porque, en esos tiempos, las temperaturas y el mal clima dificultaban la caza.

“El mal tiempo y las fuertes tormentas de nieve dificultaron la caza, por lo que esta Luna también fue llamada la Luna del Hambre… A través de Norteamérica, hay muchos nombres nativos americanos diferentes para las Lunas Llenas”.

Según el Servicio Meteorológico estadounidense, febrero es el mes más nevado en ese país.

La Luna de Nieve encontrará su fase llena a las 3:17 del sábado en horario EST; sin embargo, permanecerá visible hasta la mañana del domingo.

Se pueden utilizar binoculares o un telescopio pequeño para contemplar la Luna de Nieve de una forma más nítida. El brillo que emana no es peligroso para los ojos, pero usar un filtro a veces es una buena idea para ayudar a detectar detalles de la superficie.

La NASA recomienda colocarse en un punto alto para contemplarla mejor y, si no hay mucha contaminación, habrá más posibilidades de apreciarla claramente. El secreto es conocer la dirección del astro: la luna siempre se levanta desde el este para fijarse en el oeste.

Te puede interesar: Muere la cantante trans Sophie, a sus 34 años, tras subir a admirar la luna llena