“Voy a superarlo”, dijo la actriz Olivia Newton-John al hablar sobre su tercer diagnóstico de cáncer, que finalmente hizo que falleciera este lunes.

La cantante británico-australiana superó su primer diagnóstico de cáncer de mama en 1992, pero la enfermedad regresó en 2013.

En una entrevista para The Guardian, relató que el cáncer volvió justo cuando su hermana Rona acababa de morir de cáncer.

“Ha sido parte de mi vida durante tanto tiempo. sentí que algo andaba mal. Es preocupante cuando vuelve, pero pensé: ‘Lo superaré’”.

Y en 2017 un tercer tumor en la parte inferior de la espalda le hizo enfrentarse a la enfermedad por tercera vez.

“Soy muy afortunada por haber pasado por esto tres veces y estar todavía aquí”, explicaba Newton-John en el programa estadounidense de la CBS, 60 Minutes.

El nuevo diagnóstico se trató de un cáncer de mama en fase 4 con metástasis en la espina dorsal. En octubre de 2021, reveló que seguía en la batalla contra el cáncer.

“Mucha gente lo ve como una lucha, y cada uno está en su derecho de considerarlo como quiera. Yo lo veo como parte de mi misión“, dijo en una entrevista con un programa australiano.

Olivia Newton-John era activista y defensora de tratamientos alternativos contra cáncer

Después de recuperarse del diagnóstico de cáncer en 1992 Newton-John se convirtió en una activista y fundó en Melbourne, Australia, el centro de investigación Olivia Newton-John Cancer and Wellness Research Centre.

Lee también: John Travolta dedica emotiva despedida a Olivia Newton-John: “Tuyo desde el primer momento que te vi”

Además de una exitosa carrera musical, Newton-John es conocida por su activismo por la salud y el medio ambiente.

La actriz fue portavoz del Fondo Ambiental Colette Chuda/CHEC y habló sobre el cáncer de mama en el álbum Gaia: One Woman’s Journey.

Mientras que en su álbum Stronger Than Before de 2005, las ganancias fueron destinadas a la investigación del cáncer de mama.

Durante años fue abierta a hablar sobre sus tratamientos alternativos a la quimioterapia para superar el cáncer, señalando que el uso de cannabis medicinal le ayudó en gran medida.

De hecho, se convirtió en una defensora de la medicina alternativa, incluso abrió una tienda de hierba y acondicionó su propio rancho de marihuana en Oregon.