Conseguir la equidad de género es una constante lucha que se vive día con día, se busca que cada vez esté más presente en diversos sectores sociales, porque se sabe que es un problema y merece solución.

Tanto los ramos gubernamentales como los de la iniciativa privada están trabajando en incentivar proyectos con perspectiva de género, así fue como la artista asiática Sabrina Ho catapultó You are next: empowering creative women, herramienta gestada desde la UNESCO para crear arte y cultura de mujeres para mujeres en distintas partes del mundo.

Cuando Ghalí Martínez encontró la convocatoria en Internet de la plataforma de Ho, nunca pensó que su propuesta sería tomada en serio, ya que su aplicación estaba lejos de ser la primera, y desconocía si es que podría quedar entre las finalistas.

94,405
dólares recibirá el proyecto por parte de la UNESCO

“Mi postulación fue la 997, cuando vi ese número me asusté, dije ‘olvídalo’, de ahí nos dieron los resultados a finales de agosto y no lo podía creer. Puedo decir que me devolvió la esperanza, que por primera vez mi proyecto, Teatro al aire, tuvo una repercusión internacional”, confiesa la mujer, en entrevista con Reporte Índigo.

Así como Martínez, tres proyectos más fueron seleccionados para ser financiados por la UNESCO; sin embargo, el de ella será el único que se realizará a lo largo de un año y pretende acercar materiales de trabajo virtuales de teatro a mujeres en distintas partes de México.

“En este proyecto queremos que las mujeres, a partir de su diseño escénico, logren tener una voz y un peso en la industria digital creativa”
Ghalí MartínezCreadora de #BeYourVoice

#BeYourVoice es como se denomina el trabajo que Martínez hace en colaboración con más creativas, actualmente se encuentran en etapa de desarrollo y próximamente anunciarán cómo es que las mujeres podrán acceder a su plataforma de aprendizaje para impulsar sus proyectos escénicos.

Teatro virtual

Ghalí convocó a dos personas más, Alma Cervantes, de Relaciones Internacionales enfocadas en cultura y Edith Domínguez, experta en realidad virtual, para elaborar la idea de un software en Internet que otorgara herramientas escénicas.

“Cruzamos estas disciplinas para crear una plataforma que funcione para que cualquier mujer, estando en distintos puntos de México, pueda acceder a este regalo y así mejore sus probabilidades de inserción en el mercado digital”, dice la artista.

Cuando esté listo el programa, en su primera fase, 20 mujeres podrán aspirar al contenido que estará disponible en realidad virtual, el cual será completamente didáctico, además de que se podrán agendar consultas individuales con especialistas en el quehacer teatral.

4
proyectos fueron seleccionados por la UNESCO

“Vamos a lanzar la convocatoria, pensamos que en unos tres o cuatro meses máximo, va a estar difundida por medio de redes sociales, alianzas con universidades y otros estudios de realidad virtual”, agrega.

Cada taller virtual tendrá una duración aproximada de un mes; al término, el grupo de expertos convocado por Martínez acudirá a la localidad más cercana para evaluar los resultados de las producciones escénicas hechas por mujeres.

Descentralizar la cultura

Algo que ha observado Martínez en su experiencia con el teatro, es que las convocatorias siguen obligando a que los artistas acudan al aprendizaje a la capital del país, por eso ella quiso cambiar este enfoque con #BeYourVoice y llevar el aula virtual fuera de la Ciudad de México.

“Esta logística la tomé de un curso al que asistí el año pasado, gané una beca de negocios para mujeres y justo era un programa a distancia. Antes decía ‘la educación tiene que ser presencial’ y al ver cómo funcionaba, vi que las mujeres sí viajaban, todas llegaban aquí, pero yo no quiero que hagan ese traslado”, asegura.

Esta idea también la aplica con su propio equipo de trabajo, ya que Cervantes opera desde Cancún, y esto nunca fue un problema para impulsar la convocatoria de la UNESCO.

“Si la mayoría son de, por ejemplo, Monterrey o de Chihuahua, iremos a donde predomine la cantidad mayoritaria, a algunas sí les va implicar para la prueba final viajar esos días”, subraya.

Los cuatro proyectos seleccionados por la UNESCO tendrán un presupuesto de 94 mil dólares, la plataforma de Martínez compitió contra 101 finalistas que fueron desarrolladas por mujeres menores de 40 años de edad.

#MeToo en México: cuidando la intención

La conversación suscitada en redes sociales sobre los señalamientos de acoso, ha trastocado la vida pública de personalidades de todo México, ante esta situación Martínez comenta que es prudente cuidar la manera en cómo se vierten las opiniones en Internet.

“Hay que pensar de antemano cuáles son nuestras intenciones al hacer, decir o al no hacer o no decir, porque también al no hacer, estamos haciendo, es prestar atención en ese sentido, en este tipo de canales de comunicación”.