Este domingo arranca en Tláhuac el Festival de Cine de Barrio (FECIBA), un esfuerzo por hacer otras narrativas para las zonas marginadas de la CDMX.

“Esta es la tercera edición del Festival de Cine de Barrio. Arrancamos en 2019 en Ciudad Neza, estuvimos en 2020 en Iztapalapa y ahora en 2021 en Tláhuac. El festival se propone de alguna forma descentralizar la oferta cinematográfica de la CDMX, llevar las exhibiciones y la experiencia cinematográfica a las periferias de la ciudad y al mismo tiempo promover, provocar y difundir narrativas propias de los barrios”, explica Emiliano Escoto, codirector del Festival de Cine de Barrio (FECIBA).

El codirector explica que el festival, que se realizará en un formato híbrido, con funciones presenciales en Tláhuac, en televisión abierta y en FilminLatino desde este domingo hasta el 28 de noviembre, cuenta con una programación extensa que se compone de tres categorías y funciones especiales.

“Nuestra primera categoría es la de competencia, se llama Somos Barrio, es una categoría donde este año tenemos 44 cortometrajes y cuatro largometrajes hechos por personas del barrio, que cuentan historias, panoramas, inquietudes, deseos de la gente de los barrios de las periferias”, expone.

“Nuestra categoría de muestra se llama Tirando Barrio. Es una categoría en la que tenemos tres películas invitadas que están siendo reconocidas por todo el país. Son las películas “499” de Rodrigo Reyes; tenemos “Señas particulares” de Fernanda Valadez, y tenemos “Los Lobos” de Samuel Kishi Leopo. Esas dos son nuestras categorías de películas, pero aparte tenemos una serie de actividades”, explica.

Considera que se trata de un festival que permite a la comunidad reconocerse y representarse, y así visibilizar un poco más los temas que preocupan en estos ambientes-

“No sólo es la periferia la que tiene que acercarse al Centro, sino que es el Centro el que de alguna manera tiene que acercarse a las periferias y las periferias mismas generar redes entre ellas para buscar otras posibilidades y para generar otros discursos y otras formas de relacionarse. No depender tanto del Centro”, explica el codirector Emiliano Escoto.

Asimismo, Yuli Rodríguez, codirectora del FECIBA, explica que algunas de las actividades están enfocadas en la difusión de la defensa de los derechos humanos.


Tenemos un gran interés de combatir el rezago que existe en los territorios en los que trabajamos con respecto a los derechos humanos

Yuli Rodríguez

Codirectora del FECIBA

“Hay una realidad de desigualdad social muy fuerte pero no es lo único que existe. Existe un montón de riqueza cultural, de historia milenaria. Acá en el territorio de Tláhuac se puede respirar la conexión que todavía existe con la tierra, con estos territorios lacustres, rurales, se siente toda la conexión de lo que tiene que ver con las culturas prehispánicas”, explica la codirectora del festival.

Expone que Cinema Tláhuac va a estar toda la programación de la categoría Somos Barrio.

Talleres para mujeres

La organización del FECIBA ha tejido alianzas con empresas para realizar talleres, como el de enseñanza de manejo y seguridad vial para bicicleta y motocicleta.

Cecilia Román, gerente de Comunicación en Seguridad en Uber México, explica que aprender a manejar un vehículo es de suma importancia para las mujeres de estos territorios.

“Las mujeres aprendemos a manejar la tarde en nuestra vida. No necesariamente nos enseñan prioritariamente en las casas. Hay más barreras para tener la licencia de conducir y una serie de cosas también culturales”, explica la representante de Uber México.

Lee: Regresa el Festival de cine LGBT+ Cuórum Morelia

Considera que saber conducir un vehículo puede ser un factor importante en el combate a la desigualdad, ya que a través de la plataforma digital las mujeres pueden lograr la independencia económica.

“Algo importante que hemos aprendido es la vinculación entre la independencia económica y la respuesta a situaciones de violencia contra las mujeres. Por ejemplo, los casos de violencia física. El factor de tener acceso a un esquema de obtención de ganancias que sea flexible e independiente puede ser muy relevante. Esto es lo que nos dicen las expertas, para salir incluso de situaciones de violencia porque muchas veces la violencia física u otros tipos de violencia está muy conectada con la violencia que se ejerce del lado económico y con que no tengan las mujeres la independencia para encontrar la forma de salir de una situación de ese tipo”, expresa.

Cecilia Román celebra que este taller de enseñanza para el manejo de vehículos se haya llenado tan rápido, lo que refleja una necesidad para las mujeres de contar con una fuente de ingresos que les permita ser independientes, y para ello no requieren contar con un vehículo.

“Hay esquemas en este momento que ofrecen esa viabilidad, a la persona que no tiene un auto, pero quiere manejar; y del otro a la persona que tiene un auto, lo tiene parado el 95 por ciento del tiempo y puede utilizarlo para generar ingresos”, considera.

Además, se darán talleres de educación financiera y muchos más dentro de las actividades del Festival de Cine de Barrio.