¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

NICANOR PARRA

10 antipoemas y artefactos imprescindibles para recordar a Nicanor Parra

Indigo Staff

Pablo de Rockha llegó a declarar que “los antipoemas inspiran lástimas y asco”, mientras que Ricardo Piglia lo consideraba un maestro y lo llamaba “el mayor poeta de la lengua, después de Vallejo”


Ene 23, 2018
Lectura 6 min
portada post

Nicanor Segundo Parra Sandoval nació el 5 de septiembre de 1914 en San Fabián de Alico, Chile. Fue el mayor de nueve hermanos, todos ellos dedicados a lar artes, principalmente a la música.

El día de hoy, martes 23 de enero, será recordado por conmemorar la fecha en la que se fue uno de los poetas más reconocidos y valiosos del siglo XX. Nicanor Parra murió a los 103 años de edad y su legado está marcado por atreverse a romper con la rigidez poética que encabezaban personajes como Pablo Neruda y Vicente Huidobro.

Su libro “Poemas y Antipoemas”, publicado en 1954, le valió críticas severas de parte de escritores como Pablo de Rockha, quien llegó a declarar que “los antipoemas inspiran lástimas y asco”, pero también sirvió para ganar adeptos que reconocieron su valor y su inventiva.

antipoemas y artefactos de nicanor parra

El narrador argentino Ricardo Piglia lo consideraba un maestro y lo llamaba “el mayor poeta de la lengua, después de Vallejo”.

Nicanor Parra se retiró de la vida pública en el 2014, cuando celebró su centenario de vida; en su casa de Las Cruces, junto al mar, recibió la visita de personas relevantes para vida chilena como Roberto Bolaño, Leonardo Farkas, el expresidente Sebastián Piñera y la presidenta Michelle Bachelet.

A pesar de que su influencia se dio principalmente a mediados del siglo XX, su relevancia es reconocida por emblemas de la vida pop latinoamericana, como el programa 31 minutos.

Justo el día en el que Nicanor Parra dejó el plano terrenal, no está de más recordarlo justo con dos figuras artísticas que desarrolló y lo llevaron a convertirse en una personalidad que América Latina ya comenzó a extrañar.

Antipoemas

En el micrositio de Nicanor Parra en la Universidad de Chile, define la antipoesía como un medio eficaz para establecer una nueva forma de poesía mediante la cual se quiere cuestionar y demoler los elementos y valores que se consideran caducos, y los parámetros que entronizan la irrealidad sensible, el énfasis de la forma y la inmanencia del texto, entre otros, establecidos por la poesía de vanguardia.

A continuación te presentamos cinco antipoemas de Nicanor Parra, los cuales aparecen publicados en el libro “Poemas y Antipoemas” de 1954.

Epitafio

De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de un profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
—Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida—
Ni muy listo ni tonto de remate fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y de aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!

Rompecabezas

No doy a nadie el derecho.
Adoro un trozo de trapo.
Traslado tumbas de lugar.

Traslado tumbas de lugar.
No doy a nadie el derecho.
Yo soy un tipo ridículo
A los rayos del sol.
Azote de las fuentes de soda
Yo me muero de rabia.

Yo no tengo remedio,
Mis propios pelos me acusan
En un altar de ocasión
Las máquinas no perdonan.

Me río detrás de una silla,
Mi cara se llena de moscas.

Yo soy quien se expresa mal
Expresa en vistas de qué.

Yo tartamudeo,
Con el pie toco una especie de feto.

¿Para qué son estos estómagos?
¿Quién hizo esta mezcolanza?

Lo mejor es hacer el indio.
Yo digo una cosa por otra.

Paisaje

iVéis esa pierna humana que cuelga de Ia luna
Como un árbol que crece para abajo
Esa pierna temible que flota en el vacío
Iluminada apenas por el rayo
De la luna y el aire del olvido!

Cartas a una desconocida

Cuando pasen los años, cuando pasen
Los años y el aire haya cavado un foso
Entre tu alma y la mía; cuando pasen los años
Y yo sólo sea un hombre que amó,
Un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,
Un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿Dónde estarás tú? iDónde
Estarás, oh hija de mis besos!

Desorden en el Cielo

Un cura, sin saber cómo,
Llegó a las puertas del cielo,
Tocó la aldaba de bronce,
A abrirle vino San Pedro:
«Si no me dejas entrar
Te corto los crisantemos».
Con voz respondióle el santo
Que se parecía al trueno:
«Retirate de mi vista
Caballo de mal agüero,
Cristo Jesús no se compra
Con mandas ni con dinero
Y no se llega a sus pies
Con dichos de marinero.

Aquí no se necesita
Del brillo de tu esqueleto
Para amenizar el baile
De Dios y de sus adeptos.
Viviste entre los humanos
Del miedo de los enfermos
Vendiendo medallas falsas
Y cruces de cementerio.
Mientras los demás mordían
Un mísero pan de afrecho
Tú te llenabas la panza
De carne y de huevos frescos.
La araña de la lujuria
Se multiplicó en tu cuerpo
Paraguas chorreando sangre
¡Murciélago del infierno!»

Después resonó un portazo,
Un rayo iluminó el cielo,
Temblaron los corredores
Y el ánima sin respeto
Del fraile rodó de espaldas
Al hoyo de los infiernos

Artefactos

Los artefactos podrían definirse como poemas muy breves, los cuales están acompañados de dibujos relacionados con temas actuales de temas políticos, religiosos, artísticos y hasta ecológicos. Nicanor Parra utilizó los artefactos el comportamiento humano en el mundo actual.

Aquí te presentamos cinco de los artefactos más famosos de Nicanor Parra.

poemas y artefactos de nicanor parra

poemas y artefactos de nicanor parra

poemas y artefactos de nicanor parra

poemas y artefactos de nicanor parrapoemas y artefactos de nicanor parra

Aquí puedes leer la cobertura que en Reporte Índigo hicimos sobre la lamentable muerte de Nicanor Parra.


Notas relacionadas

Ene 23, 2018
Lectura 3 min

Comentarios