La más reciente película de Paul Thomas Anderson está en el ojo de la crítica del séptimo arte internacional.

Y no solo porque “polariza” a la opinión del público, sino porque retrata el inicio de la Cienciología a través de la conexión de dos personajes, “Freddie Quell” (Joaquin Phoenix) y “Lancaster Dodd” (Philip Seymour Hoffman).  

En ocasiones se ha criticado el trabajo de Anderson por su dificultad de comunicar, pero lo cierto es que “The Master” es un filme con fabulosas actuaciones y con una producción rica en detalle.

Aunque no ha batido récords en taquilla como “Skyfall” (2012) de Sam Mendes y ni siquiera ha logrado recaudar lo suficiente (poco más de 15 millones de dólares) para superar su presupuesto inicial (de 35 millones de dólares), la película está en boca de la crítica. 

Además, en las últimas semanas  se suma la controversia que gira en torno a Joaquin Phoenix, quien parece que se auto descartó de una nominación al Óscar. El actor comparó a la presea con una zanahoria y dijo que no quiere volver a andar en avatares de nominaciones (como sucedió con “Walk the Line”’ en  2006), pues para el actor eso “es la cosa más estúpida de todo el mundo”. 

Sin embargo, la cinta ha sido muy bien recibida en festivales como el Festival de Cine de Venecia, el Toronto Film Festival y el Festival Internacional de Cine de Morelia.

“The Master” es la primera película que se rueda en 65 mm  desde “Hamlet” (1996),  un formato de cine que se caracteriza por la alta resolución de imagen, resultado del gran tamaño de los fotogramas  que registra. 

La banda sonora corre a cargo de Jonny Greenwood, quien también trabajó con Anderson en “There Will Be Blood” (2007).

Habrá que esperar a que empiece la temporada de premios para el próximo año y el estreno de la película en México, en marzo 2013, para ver si Anderson arrasa con las nominaciones, aunque en el cine todo es incierto.