Hace 18 años un grupo de cuatro jóvenes, entre 16 y 18 años, se reunían en un cuarto para componer y hacer lo que más les apasiona: música. Desde entonces, el grupo Allison se ha encargado de musicalizar las vivencias de los jóvenes y hablan, sobre todo, de sus experiencias amorosas.

Actualmente, Erik (voz), Abraham “Fear” (guitarra), Diego (batería) y Alfredo (coros y bajo), han pasado por un cambio de agrupación, en 2011 “Manolín” decidió dejar la banda; además, tuvieron una serie de problemas con su antigua disquera y, ahora, se suma la pandemia, la cual los mantuvo alejados de los escenarios; sin embargo, esto los vuelve más fuertes para celebrar su mayoría de edad.

“Somos una banda que compone de experiencias reales, cuando sacamos nuestros primeros discos escribíamos sobre el amor, desde la perspectiva de alguien de 17 años, y eso explica por qué nuestras letras pueden ser un poco melosas; ahora el amor lo podemos percibir y vivir, tal vez, de otra manera, no vivimos lo mismo, porque la naturaleza del humano es crecer y tratar de explicar las cosas de diferente manera”, platica “Fear” a Reporte Índigo.

Para el guitarrista, la gran lección durante la pandemia fue aprender a trabajar en equipo, así como valorar y apoyar lo que hacen las y los amigos

Ahora, quieren hablar del amor, pero desde una perspectiva de alguien de 35 años y con lo que implican las experiencias vividas a esa edad. Han crecido, tanto de manera personal como profesional, algo que la música les ha permitido, así como estar en los escenarios, momentos que los alimentan y les permiten llegar con letras y una voz más madura.

“Ha sido increíble crecer con toda la gente que nos sigue y que la música sea el soundtrack y los lleve a distintos momentos. Es lo que sucede en nuestros shows, la gente va y de pronto recuerda en dónde estaba, las canciones son un detonador que te lleva por momentos del pasado, dónde estabas y por eso se vuelve emotivo, eso es lo que queremos, que la gente siga sus sueños y mandar un mensaje positivo en medio de toda esta guerra que hay”, añade.

Un festejo en paz y alegría para Allison

Hace más de año y medio, la industria musical comenzó a vivir bajo la incertidumbre de lo que serían las presentaciones en vivo, no obstante, ahora de nuevo son una realidad. Y Allison no se quedará atrás para poder compartir con su público un momento único.

Allison se presentará el 18 de septiembre en el Pepsi Center con su espectáculo Cronostasis, palabra que describe el fenómeno en donde pareciera que el tiempo se alarga o, simplemente, se detiene por unos instantes; con esto Allison pretende hacer sentir a la audiencia paz y darles un respiro.

“Vamos a presentar un poco de música nueva, pero lo más importante es que van a estar todos nuestros sencillos. Será un concierto, de alguna manera, muy sencillo, porque tocaremos lo que hay, donde la gente no pare de sonreír, de cantar”, relata.

Algo que destaca es que ellos están a cargo al 100 por ciento de la producción, por lo que sus fans podrán apreciar un espectáculo nuevo y, así, detener el tiempo por un momento, disfrutarlo y avanzar.

“Tenemos este show, el cual no sabemos si habrá más porque todo es incierto, aprendimos eso con la pandemia, no saber cuándo va a ser la última vez de estar tocando con la gente. Por ello haremos un recorrido musical, de momentos de paz y divertirnos. Este concierto es pensado como si hubiesen 10 mil personas; que esté restringido el aforo no afectó en cómo nos vamos a presentar y en tocar, estamos dando todo porque no sabemos cuándo será la última vez”, relata.

Ahora, posicionados en la escena rockera mexicana, saben que ha sido gracias a la suma de esfuerzos, sacrificios y de creer en ellos. Al inicio, confiesa, no se imaginaban llegar hasta el día de hoy con un Con mucha gente que los sigue y apoya. Además, lo asumen como una responsabilidad porque, comenta, estar arriba del escenario implica un compromiso.

“Han surgido cosas muy bonitas para la banda, en su momento nunca pensamos que hubiera gente que le gustara lo que hacíamos, pero hoy ya está implícita la necesidad de salir y compartir más de nuestra música, que la gente nos pida más y atraer a nuevas generaciones, eso ha sido algo increíble, de repente en los conciertos todavía hay chavos más chicos que quizá conocieron a la banda por sus padres y ahora son parte de esta trayectoria”, explica.

Retrospectiva a través de la música

A pesar de que la pandemia implicó un golpe duro ahora, con el paso de los meses, lo ven como un momento de reflexión que les ha permitido descansar, estar con su familia, en casa y ver todo en retrospectiva.

“Como músicos siempre abogamos por tiempo y la pandemia nos lo dio de una manera forzosa. Aprovechamos para hacer cosas más personales, a crear música, que era algo que necesitábamos y queríamos hacer y, por fin, se pudo. Haciendo mucha música, ensayo, estamos practicando mucho cada quien con su propio instrumento y creciendo como músicos”, detalla.

“Lo que me ha dejado Allison es que cuando haces las cosas con corazón y disciplina puedes llegar muy lejos, al final, este mundo se trata de hacer lo imposible, todo el mundo te dirá que no, vas a encontrar muchas puertas cerradas, pero sólo se trata de trabajar”
Abraham “Fear”Guitarrista

Allison ansía este reencuentro, su regreso a los escenarios, y que la gente pueda escuchar todas sus creaciones, las cuales han salido durante el confinamiento que, si bien aún no están en planes para conformar un disco nuevo, esperan que a futuro se pueda materializar.

Sin duda, estos meses los han cambiado, al igual que sus fans, por ello la importancia de generar más espacios y encuentros con todos y todas, que la música sea ese vínculo que ayude a sobrellevar los múltiples eventos de incertidumbre, miedo y soledad.

“Todos tenemos un montón de cicatrices, hemos pasado por momentos complicados, pérdidas familiares y laborales, estrés, ansiedad. Vivir algo que no teníamos pensado y que no sabíamos cómo vivirlo nos marca. Pero, la música nos permite respirar, que nosotros hagamos esta chamba, de doctores del corazón, es una responsabilidad porque sabemos que muchos han vivido momentos, tal vez, los más duros de su vida y el poder hacer un concierto en este momento puede brindar felicidad y paz a toda la gente que ha pasado cosas terribles, igual que nosotros”, concluye “Fear”.

En conexión

FB: AllisonBand

IG: : @AllisonBand

TW: AllisonBand

También puedes leer: Salón silicón, entre arte querer y discursos pop