¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

GOT

Alerta de spoilers: Análisis del primer episodio de la 8T de Game of Thrones

Indigo Staff

El regreso de la afamada serie llegó con un sabor a pasado por los esperados reencuentros de varios personajes principales


Abr 14, 2019
Lectura 5 min
portada post

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE TEXTO CONTIENE SPOILERS

Fue un largo invierno para los fanáticos de Game of Thrones (GOT), quienes tuvimos que esperar cerca de dos años para presenciar la temporada final de la serie más grande de los últimos tiempos.

D. B. Weiss y David Benioff, los responsables de llevar a la pantalla “chica” la saga A Song of Ice and Fire de George R. R. Martin, han ofrecido un primer gran episodio de planteamiento, con sabor a pasado y un ominoso futuro cercano.

La octava temporada de la megaproducción de HBO nos ha regalado esperados reencuentros, especialmente de la familia Stark, así como reuniones inéditas de personajes, pero con una importante carga de tensión.

Cómo olvidar la mañana donde Jon Snow dejó Winterfell para unirse a la Guardia de la Noche, no sin antes obsequiar la espada Aguja a Arya y desear pronta recuperación a su hermano Bran, en coma y con la columna rota.

Ahora, Jon encuentra a dos personas muy cambiadas: Arya convertida en una asesina a sangre fría, pero que aún mantiene a Aguja. Mientras que Bran es el Cuervo de Tres Ojos; indiferente, frío y capaz de ver el pasado, presente y futuro.

Las escenas de este episodio tienen mucho del piloto de 2011. En aquella ocasión, Lord Eddard Stark y su familia recibían al Rey Robert Baratheon y toda su comitiva. “Winterfell es suyo, su alteza”, fueron las palabras de Ned.

En esta ocasión es Sansa Stark quien recibe una comitiva real encabezada por Daenerys Targaryen y sus dragones. Un encuentro lleno de tensión y miradas que matan, pero que nos presenta la misma frase: “Winterfell es suyo, su alteza”.

Jon podrá hablar maravillas de la Madre de los Dragones, pero Sansa no olvida las historias sobre el Rey Loco, el padre de Daenerys, quien quemó vivo a su abuelo Rickard y provocó el estrangulamiento de su tío Brandon.

Lo que nos lleva al siguiente punto, Santa está más que convencida que Rhaegar Targaryen, hermano de Daenerys, secuestro a su tía Lyanna, la prometida de Robert Baratheon, lo que provocó la gran guerra.

Sin embargo, la última temporada nos dejó ver que Lyanna se fue con Rhaegar por amor, no la secuestraron. Lo cual dejó parada a la Rebelión de Robert como el gran berrinche de un hombre orgulloso que no entendió que el amor de su vida se fuera con otro.

Llegó el momento de revelarle a Jon Snow su origen. Samwell Tarly le informa que Ned no es su padre. Sino que, en realidad, es producto del matrimonio oculto entre Rhaegar y Lyanna. Lo que lo hace heredero directo al trono

La conversación entre Jon y Sam tiene lugar en las criptas donde Robert y Ned conversaron durante la primera temporada sobre el trágico final Lyanna; un detalle que no pasa desapercibido para los fanáticos más observadores.

Mención aparte merecen los recuentros de Arya con su amigo Gendry Baratheon y con uno de sus mentores más polémicos, Sandor “El Perro” Clegane, a quien dejó morir a su suerte hace algunas temporadas.

Por cierto, alguien debería pedir una disculpa póstuma a Will, el hermano de la Guardia de la Noche que advirtió a los Stark sobre la presencia de los caminantes blancos al otro lado del Muro; esto antes de ser decapitado.

El mismo símbolo que vio Will en los bosques salvajes durante el piloto, reaparece ahora en las paredes de un viejo castillo, donde una diezmada Guardia de la Noche advierte la llegada del Rey de la Noche.

Alguien debió hacer caso a Will antes que lo tomaran por un loco y lo condenarán a muerte por romper su juramento.

En pocas palabras, el episodio sienta de gran manera las bases para la inminente batalla entre los vivos y los muertos en Winterfell; aunque parece que los humanos tiene muy pocas probabilidades de triunfar.

¿Y los Lannister?

Del otro lado de Westeros, Cersei Lannister recibe a la Compañía Dorada y a Euron Greyjoy, con quien se ver forzada a tener sexo; lo que la hace recordar los viejos tiempos de su matrimonio con Robert Baratheon.

Cersei odiaba su matrimonio por compromiso con Robert, quien nunca olvidó a Lyanna. Detestaba tener sexo con un hombre que no amaba, pero que debía mantener cerca para tener poder. Algo parecido pasa ahora con Euron.

Hablando de los Lannister, Tyrion no tiene mucha acción, pero se encuentra con su antigua esposa ,Sansa Stark, a quien vio por última vez durante la Boda Purpura en King’s Landing, donde fue acusado de envenenar a Joffrey Baratheon (Lannister).

Mientras que Jamie llega finalmente a Winterfell para encontrarse con Bran, el mismo personaje al que arrojó desde lo alto de una ventana durante la primera temporada, luego que lo sorprendió teniendo sexo con su hermana Cersei.

Habrá que ver la reacción de los señores norteños cuando se enteren que el Matareyes se encuentra en la ciudad. Por cierto, Jaime también mató al Rey Loco. Sí, el padre de Daenerys.

Y lo más importante, qué harán Jon, Daenerys, Sansa y Tyrion cuando Jaime les haga saber que su hermana no enviará soldados para combatir al Rey de la Noche y, de hecho, a contratado a la Compañía Dorada para conservar el Trono de Hierro.


Notas relacionadas

May 20, 2019
Lectura 2 min

May 12, 2019
Lectura 5 min

May 5, 2019
Lectura 3 min

Abr 28, 2019
Lectura 2 min

Comentarios