Científicos de la Universidad de Nebraska cree haber encontrado un nuevo estado del agua: se trata de un estado líquido en el que ésta presenta una densidad inferior a la normal.

Esto es algo que ha traído a muchos investigadores de cabeza desde los años 90, pero hasta ahora no se había encontrado un método que pudiera demostrarlo. Y lo que este equipo logró, de acuerdo con Gizmodo, es precisamente el desarrollo de una simulación que, en teoría, permitiría convertir el agua a ese misterioso estado.