Las rimas, el beatbox y las improvisaciones están de luto en la UNAM, porque el concurso de rap Al filo de la lengua llega a su última edición este 2022; sin embargo, hay esperanza, porque su organizador, Gabriel Yépez, comenta que a futuro se hará otra convocatoria diferente y renovada, que también girará en torno a esta música.

“Descubrimos al regreso de la pandemia que hay muchos cambios postpandémicos en los gustos y costumbres de los jóvenes en general y estamos sondeando otras posibilidades para el próximo año, por eso también decidimos hacer la última edición de Al filo de la lengua y presentar otro proyecto para el año que entra. También tiene que ver con el rap”, comenta Yépez en entrevista con Reporte Índigo.

Durante los siete años que duró la convocatoria se lograron hacer 14 ediciones, incluso, esto continuó durante la crisis sanitaria. Yépez comenta que lo interesante aquí fue que el concurso al ser en línea se pudo extender a todo el país, así que algunos premios se hicieron llegar al interior de la República.

Para esta última edición, la dinámica seguirá siendo la misma, se tiene que enviar un video, a más tardar el 20 de noviembre, de cuerpo completo y en buena calidad, en una sola toma y sin edición, de una canción con extensión entre tres y seis minutos. La temática es libre, pero se excluyen todos los discursos de odio, machismo, misoginia, apología del crimen y violencia.

“Lo que buscamos en este concurso es no hacer apología de la violencia, temáticas que no discriminen, una preferencia por temas que aborden la diversidad de género o feministas, por ejemplo, siempre entendiendo que el estilo de música, o sea el rap, solo es eso, y no necesariamente está ligado a temáticas violentas, como muchas veces se le quiere identificar”, resalta el coordinador.

Yépez comenta que esperan recibir alrededor de 70 composiciones originales, de los que se escogerían a 12 semifinalistas y después a tres ganadores. La gran final será el 27 de noviembre en el Foro El Dinosaurio, del Museo Universitario del Chopo, donde ahí se pondrá a prueba el verdadero talento de los concursantes, porque tendrán que seguir al pie de la letra su composición.

“Cuando los concursantes se suben a un escenario ahí viene la gran diferencia y cambia muchísimo la interpretación de lo que pudimos ver en el video, porque se ponen muy nerviosos, se les quiebra la voz, se les olvida la letra, no se saben parar o desplazarse en el escenario, o cuidar la distancia del micrófono, se cuatrapean con la pista, esas son las artes en vivo finalmente y es ahí donde nosotros tenemos la oportunidad como jueces de decir si sí se parece a lo que vimos en el video o es superior o no llega al nivel”, platica el organizador.

Al filo de la lengua, importancia descubriendo nuevos talentos

A lo largo de estos siete años, Al filo de la lengua ha podido ser el semillero de artistas emergentes, así lo comenta Gabriel Yépez, quien, por ejemplo, ha visto el ascenso de jóvenes que con sus letras proponen otra manera distinta de hacer rap.

“Hay muchos que ya tienen su música en Spotify, por ejemplo, hace dos emisiones ganó Jeremías Villegas con ‘Poder Prieto’ y se volvió el estandarte de la asociación civil que ya conocemos. Erick Salvador Elizalde con ‘Ciencia Conciencia’, que su video ha alcanzado cinco mil vistas en Facebook en menos de un mes, que para nuestros números universitarios es muy importante”, explica

¡Participa en el último concurso de rap!

Si eres alumno de la UNAM, tienes hasta el 20 de noviembre para enviar tu video. La convocatoria completa está disponible en www.chopo.unam.mx y ¡habrá tres premios que consisten en equipo profesional para continuar tu sendero por la música del hip hop!

Te puede interesar: Solitario Mondragón, hip hop elegante y directo que presenta su álbum “Deidad Pagana”