Art Paul, el afamado director de arte de la revista Playboy y creador del popular logo del conejo con esmoquin, falleció el sábado pasado a los 93 años de edad en un hospital de Chicago a consecuencia de una neumonía.

Suzanne Seed, la esposa del artista, dio a conocer la noticia hasta este martes, sin embargo, no ofreció más detalles sobre los restos de su esposo.

Paul se desempeñaba como ilustrador independiente antes de ser contratado por el fundador de Playboy, Hugh Hefner, quien le pidió que diseñará un logo para la revista; el artista creó el famoso conejo en menos de una hora sin imaginar que se éste convertiría un icono universal.

Hefner le pidió a Paul jugar con la imagen del conejo la simpatía, la elegancia y la connotación sexual que algunos le atribuyen a la figura del animal.

Paul trabajó como director de arte de la revista hasta 1982. Durante su periodo contrató a artistas de la talla de Salvador Dalí, Andy Warhol y Shel Silverstein para crear ilustraciones para Playboy; lo que lo convirtió en uno de los inamovibles de Hefner.

Relacionado: ‘LA PLAYBOY ES UNA REVISTA PORNOGRÁFICA…’ ¿HABRÁ MENTIRA MÁS GRANDE EN TODO EL MUNDO?

“No pensamos que iba a ser tan exitosa desde el comienzo, habiéndola montado solo Hefner y yo”, dijo Paul al Chicago Sun-Times. “Hef fue bueno conmigo. Creo que yo le di mucho. Él me dio mucho a mí”.

La imagen creada por el artista no sólo ha aparecido al frente de cada revista desde la segunda edición, sino que también se transformó en la punta de lanza de programas de televisión y una serie de productos para adultos.

Paul nació en Chicago el 18 de enero de 1925 y estudió con una beca en la Escuela del Instituto de Arte de Chicago antes de servir en la Segunda Guerra Mundial con el Cuerpo Aéreo Militar. Volvió a Chicago después de la guerra y continuó sus estudios en el Instituto de Diseño del Instituto de Tecnología de Illinois.

La asociación profesional de diseño AIGA (Instituto Estadounidense de Artes Gráficas) expresó que el hecho de que su conejo sea reconocido universalmente aun sin el nombre de Playboy es “testimonio de la visión del diseño de Paul”.

“Art se merece el crédito por la liberación del ilustrador”, dijo Christie Hefner, hija de Hugh Hefner y expresidenta y directora ejecutiva de Playboy. “Él ayudó a redefinir toda la noción del arte comercial para que pueda ser respetado y legitimado como arte de altura”.

Tras su retiro continuó trabajando, dando clases y diseñando para revistas, publicidad, televisión y cine. Pasó la última década dibujando y pintando. Fue miembro del Salón de la Fama de Directores de Arte y ganó muchos premios.

Seed dijo que Paul estuvo dibujando hasta hace un mes, pese a la inestabilidad de su pulso y sus problemas de la vista.


La biografía de Paul en el cibersitio de AIGA cita al artista decir que “los buenos principios del diseño deben aplicarse a los envoltorios de las gomas de mascar al igual que a los afiches de museos”.