Recientemente se volvió viral una publicación de Facebook, pues en ella se dio a conocer la historia del abuelito don Armando, quien vende dibujos que realiza para poder llevar un poco de comida a sus nietos.

De esta manera, con su bastón y caminando lentamente, sale a las calles de la ciudad de Guadalupe, Nuevo León en busca de obtener dinero a través del arte que realiza.

Lo anterior fue dado a conocer por Héctor Villanueva, un usuario de Facebook, quien compró uno de los dibujos que el abuelito hace, en el que se encuentra a la virgen de Guadalupe iluminada con diferentes colores alegres.

“El señor estaba llorando, porque quería vender sus dibujos para llevarles una leche a sus nietos y no traía dinero. Me la vendía, el dibujo de la virgencita, a 20 pesos”, señaló el usuario de Facebook quien compartió una fotografía y un vídeo del señor.

No obstante, el joven aseguró que compró el dibujo por 100 pesos, ya que buscaba apoyar al adulto mayor y a sus nietos: “le di 100 pesos y se puso a llorar, porque se sentía feliz”, señaló Héctor Villanueva y agregó que el señor le dijo que él “era un ángel”.

Conoce más: Hombre en situación de calle festeja cumpleaños de sus perritos; video se vuelve viral

Además de hacer la publicación para contar lo que había sucedido, el usuario de Facebook también invitó a todas las personas a ayudar a don Armando, tal como lo identificaron diferentes personas en redes sociales. “Si lo ven cómprenle está pasando en la colonia San Sebastián en Guadalupe”, indicó Héctor.

De esta forma, en poco tiempo la publicación se volvió viral, pues la historia de don Armando conmovió a muchas personas, quienes comenzaron a preguntar dónde vivía para llevar despensa y si el señor tenía una cuenta bancaria para depositarle dinero y así ayudarlo con los gastos.

Así, las personas comenzaron a compartir que don Armando vive en la calle San Agustín #330 de la colonia Jardines de Santa Clara, en el municipio de Guadalupe, Nuevo León, mientras otros se comprometieron a apoyarlo económicamente, con ropa para sus nietos e incluso otros más pensaban darle un nuevo bastón para que pudiera caminar más cómodamente.