Los restos del cohete chino Long March 5B, que viaja sin control en la órbita de la Tierra, se estrellarán en el planeta durante la noche de este sábado o, a más tardar, en la madrugada del domingo, estimaron centros de rastreo estadounidenses y europeos.

En su última actualización, el centro de Vigilancia y Seguimiento Espaciales de la Unión Europea (EU SST) señaló que el objeto espacial CZ-5B R/B ya se encuentra descendiendo y reingresará a la Tierra este 9 de marzo.

El organismo informó que el objeto podría caer dentro de la banda de latitud 41.48, zona predominantemente cubierta por agua; por lo que existe una probabilidad baja de que impacte en una zona habitada.


“En esta región, la mayor parte de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos o zonas deshabitadas, por lo que la probabilidad estadística de un impacto en el suelo en zonas pobladas es baja”.

Sin embargo, aclara que las proyecciones podrían fallar debido a que el objeto es incontrolable “y una mejor estimación sólo será posible a unas pocas horas antes del reingreso real”.

Por su parte, la Corporación Aeroespacial estadounidense anticipaba que el reingreso sería este sábado alrededor de las 23:43 horas y que los escombros podrían caer sobre Sudán, al noreste de África.

El Long March 5B fue lanzado el 29 de abril pasado desde la gran estación espacial modular china, Tianhe, y tiene una masa estimada de 17 a 22 toneladas y alrededor de 30 metros de longitud. Se calcula que el objeto viaja a unos 30 mil kilómetros por hora.

Aunque la mayoría de los desechos espaciales se desintegran, los especialistas han mostrado preocupación con este; pues, debido a su gran tamaño, alguno de sus fragmentos podrá colisionar con la Tierra.

El cohete fue utilizado por China la semana pasada, con el objetivo de lanzar al espacio uno de los módulos de su estación espacial. El portavoz chino del Ministerio de Exteriores, Wang Webin, dijo recientemente que “la mayoría de los restos del cohete se desintegrarán y se destruirán durante su reentrada en la atmósfera; es altamente improbable que causen algún daño a la tierra”.

Por su parte, varios especialistas catalogaron la actuación del país asiático como una negligencia.

“Creo que es negligencia por parte de ellos. Creo que es irresponsable”, señaló el astrofísico del Centro de Astrología en Cambridge, Massachussets, Jonathan McDowwell.

Te puede interesar: Cohete chino fuera de control se aproxima a la Tierra… ¿Debemos preocuparnos?