Desde que Gustavo Cerati cumplió 50 años de edad, el 11 de agosto de 2009, comenzó a decir que tenía “Sin cuenta”, como se puede escuchar y leer en una entrevista para el programa radial y el libro Los Imposibles, del escritor venezolano Leonardo Padrón; en uno de sus característicos juegos de palabras como el que hizo con el título de su canción Al fin sucede.

La primera canción del que es considerado por muchos, en especial por la crítica musical argentina, como su mejor álbum en su etapa como solista , Ahí Vamos, como lo recoge la periodista argentina Maitena Aboitiz en su texto “Cerati en primera persona”.

Lo que quizá nunca imaginó Cerati, y ninguno de sus fans, es que la cuenta pararía como lo dice en su tema #, “11, yo 12, vos 13… Paré de contar”, en lo que casualmente fue su última canción de estudio en un disco de ese tipo y que fue numerada con el 13;  por cosas del azar, destino y/o mala suerte.

En el mismo “track”, Gustavo también menciona “11…cumpleaños”; por lo cual, en lo que sería su número 59, a continuación 11 cosas imposibles de olvidar de Cerati.

  1. Looks: Desde los lentes que utilizó en el MTV Unplugged “Confort y Música para Volar”, hasta la máscara del jinete enmascarado en el álbum “Fuerza Natural”.

  1. Frases: Desde la icónica “Gracias totales, pasando por “Hola divinos”, “Hermosos monstruos; hermosas monstruas”, hasta “Gracias por venir” y en especial las del Festival Viña del Mar 2007.

  1. Vídeos: Desde “Puente” hasta el de “Rapto”, pasando por el de “La Excepción”, “Crimen”, “Adiós” y “Déjà Vu”, entre otros.

  1. Álbumes en solitario : Desde Bocanada hasta Fuerza Natural, pasando por el ‘discazo’ Ahí Vamos.

  1. Legado post mortem: Fue y es un satélite infinito que brilló y brilla con luz propia y eterna.

  1. “Crimen”, canción compuesta originalmente para Shakira, pero que por la insistencia de su banda grabó en incluyó en “Ahí Vamos”.

  1. Conciertos: Mágicos como los del Fórum de Valencia, Venezuela, el 13 de mayo de 2007, justo antes del anuncio del regreso de Soda Stereo. Y de la Universidad Simón Bolívar, en Caracas, la capital venezolana, el último de su carrera.

  1. Fiestero: Casi nunca se quedaba en el hotel después de un concierto.

  1. Colaboraciones: Como la del ‘Mareo’, con su tocayo y paisano, el argentino Gustavo Santaolalla, para Bajo Fondo Tango Club, Con Shakira en un “Día especial”, Roger Waters, y con No lo soporto “Nunca Iré”.

  1. Familiar: Le dedico temas a su familia, en especial a sus hijos como: “Te llevo para que me lleves”, “Lisa” y trabajó con su hijo Benito en los discos “Ahí Vamos” (Adiós) y “Fuerza Natural”.

  1. El día de su cumpleaños y los episodios sinfónicos que grabó.