Para David Beriain †, que diste tu vida por buscar siempre la incansable verdad, gracias por tu labor periodística y audiovisual.

Hola de nuevo, Ricardo Monreal, primeramente, bien por “congelar” la iniciativa de la Ley Cinematográfica, de momento; ahora es necesario escuchar a todas las voces que forman parte de la comunidad fílmica del país y llegar a un consenso que beneficie a todas las partes involucradas.

Ahora, ¿qué onda con el padrón y el mensaje contrariado que estás dando al aprobar esta iniciativa? Creo que es innecesario que te recuerde lo que ya otros medios han hecho, citarte textualmente sobre cómo tú mismo te opusiste a que se creara el RENAUT durante el Calderonismo.

Entonces, ¿por qué ahora sí se debe crear este padrón? ¿Solo porque Morena es mayoría en el Ejecutivo y Legislativo? ¿Solamente se trata de siempre ser oposición y ver por los intereses de lo que marque su color político?

El problema NUNCA hemos sido los usuarios, sino quienes distribuyen los listados telefónicos a los delincuentes. Me explico con un ejemplo que es tan reciente, como el pan que te estás desayunando en este momento con tu café.

Esta misma semana han intentado extorsionar a mi familia vía telefónica, otorgando nombres a medias y marcando desde locaciones distintas de la República, hablando de un supuesto banco y reclamando la miserable cantidad de 300 pesos

Es más que sabido entre el cotilleo bancario y de las telefónicas, que los empleados filtran esta información al mejor postor. Se venden bases de datos enteras en el mercado negro o en Internet, ¿no me crees? Tan fácil como googlearlo y encontrarás esto en menos de un minuto, en un sitio de e-commerce que antes tenían un mazo por logo, y ahora un “saludo” codo a codo.

Hay que penalizar a quienes ponen en venta estos padrones (que ya existen), imponer candado, legislación y sanciones, a quienes tienen nuestros datos, o sea, a TODO el sistema bancario mexicano y a las compañías de celulares.

Agraciadamente, el INAI aprobó interponer una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte sobre esta gravosa situación, ojalá den marcha atrás a lo que ustedes morenistas han impulsado, de manera sumamente peligrosa para la nación.

Como quiera, convoco a que cualquier abogado, grupo de litigantes y expertos en esta materia, contacten al que escribe, para exponer la seriedad del asunto, de si es necesario ampararse ante este padrón y, mejor aún, hablar de cómo el SAT ya tiene estos datos y sí es posible, bajo la vía legal, renunciar a que esta entidad federal de Hacienda los tenga en su poder.

Vamos por más, eso es lo que te propongo Monreal, en lugar de perjudicar, sumar; ve por el pueblo, ve por la gente, abajo las ambiciones arribistas y las legislaciones a beneficio del gobierno federal.

La opinión expresada es responsabilidad del autor y no representa la posición del medio.