Hablemos si le parece del famoso castigo social que anda tan en boga por el tema del Periscope, que si se debe usar o no, si agredes los derechos humanos de a quien le estás mostrando y señalando una falta cívica, pues vamos al tema puntual del deporte.

Agustín Marchesín, arquero del equipo Santos Laguna, arquerazo, porterazo brillante, con grandes facultades, gran persona también sin duda alguna, es disciplinado, todo un ejemplo, portero de la Selección Argentina inclusive, se hace de palabras con Giovani dos Santos en el partido de ida en Los Angeles, varias veces le repite “borracho, borracho, borracho”.

Esto se hace viral, se hace grande y cuando llega Giovani dos Santos al aeropuerto en Torreón pues resulta que hay gente que lo agrede gritándole “borracho, borracho”, y esto se repite en el Territorio Santos Modelo, ya agrediendo y rebasando el tema.

No es solo porque tratarse de Giovani dos Santos, quien es un jugador mexicano, es un entregado de la Selección Nacional, sino porque es un ser humano al que no se le puede agredir injustamente y de esta forma. Porque esto lo provocó Agustín Marchesín.

Por qué el arquero de Santos Laguna se disculpa al final del partido, no lo sé, pero se tenía que haber disculpado desde mucho antes. Esto que provocó es algo que se vuelve viral y ahí sí estás dañando la integridad personal, es un castigo social provocado, no por ningún político sino por el portero de Santos Laguna.

Por otro lado, qué tal si el castigo social este se hace, si de veras las autoridades quieren trabajar en serio, que lo hagan para todos aquellos barbajanes, esos cobardes escudados en el anonimato, agreden y arman desmanes en el estadio. Porque se los llevan, pagan una multa de 20 pesos y adiós. Ahí sí sería bueno, vamos a ser parejos. Como decía mi maestro Jacobo Zabludovsky, “todos somos iguales, pero hay de iguales a iguales”.