¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación, uno de los Tres Poderes de la Unión, rechaza la constitucionalidad o califica como inconstitucional la consulta acerca de la Reforma Energética (9 votos en contra y 1 a favor), tratamos de buscar una brújula para saber en qué momento y en dónde se perdió gran parte del Estado de Derecho en México.

Así, el presidente de la SCJN, Juan Silva Meza, y los ministros Olga Sánchez Cordero, Fernando Franco, Margarita Luna Ramos, Arturo Saldívar, Alfredo Gutiérrez, Mario Pardo Rebolledo, Alberto Pérez y Luis María Aguilar, se limitaron a hacer lo que de antemano ya se tenía conocimiento: desechar una petición popular. El voto a favor de la consulta, estuvo a cargo del Ministro José Ramón Cossío.

Fue el 23 de diciembre de 2007, durante una protesta contra los ministros, en la que se rompió una piñata en el acceso principal del recinto y después arrojaron huevos, salsa y otros líquidos contra la puerta de la SCJN.

Dicen los que saben, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación no es una institución confiable. Más aún cuando su presidente, Juan Silva Meza, recibe y platica con el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, todo lo referente a la “consulta” ciudadana priista para eliminar a los legisladores plurinominales.

Cuando hay juego con cartas marcadas o dados cargados, normalmente no hay equidad en el sistema.

¿Todo está podrido en Dinamarca?

Nunca como ahora el salón de plenos del Palacio Legislativo de San Lázaro se ha convertido en un enorme espectáculo de lucha entre lodo y heces. 

Porque el debate de las ideas es imposible con diputadas y diputados a los que solamente les interesa el glamur, la frivolidad y su respectiva dieta.

Nunca como ahora, en ese recinto de otro de los Tres Poderes de la Unión, se han esmerado en dar vergonzosos espectáculos de violencia verbal.

Durante la sesión del martes 28 de octubre, Arturo Escobar y Vega, coordinador de los diputados del PVEM,  y su personera Ana Lilia Garza, demostraron que en cuento a ideas, a ideología, nada más no dan una.

Aprovechando la ausencia de Manlio Fabio Beltrones, su jefe, el vicecoordinador de la bancada tricolor Manuel Añorve Baños no dejó que Escobar y Vega asumiera el liderazgo en estas acciones violentas y entró al quite.

Este “debate” de gran altura, cuyo punto toral fue el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos, por supuesto que no concluyó con  algo rescatable.

La violencia, engendra más violencia.

¿Todo está podrido en Dinamarca?

En todo este esquema de dudas sobre la putrefacción de Dinamarca (Hamlet), no se queda al margen la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, hasta ahora a cargo de Raúl Plascencia, cuya trayectoria como tal es una interrogante más, puesto que ha explicado pero sin aclarar, el origen de la fortuna con la cual compró un predio, para luego construir una residencia de muchos millones de pesos.

La autoridad o calidad moral de Raúl Plascencia se hace mucho más pequeña desde el momento en que con maniobras tramposas quiere demostrar que tiene el apoyo de varias organizaciones para lograr la reelección en la CNDH.

De tal forma que, con 3 mil cartas redactadas con el mismo machote (casi auténticas), Plascencia quiere continuar defendiendo los derechos humanos en México, cuando en los casos de Tlatlaya y, especialmente el de Ayotzinapa, las familias afectadas han preferido recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) debido a la inoperancia y desconfianza que genera la institución a cargo del propietario de la costosa residencia ubicada en el sur de la capital del país.

¿Todo está podrido en Dinamarca?

El Instituto Federal Electoral, IFE, “ciudadanizado”, pero más que todo autónomo, nació para que a partir de ese momento no hubiera dudas con respecto a la transparencia e imparcialidad en los procesos federales. 

Transcurrieron los años y lo que se creó para que la honestidad fuera la divisa en los comicios, fue prostituido. Luis Carlos Ugalde simplemente se limitó a responder a su mentora, creadora o inventora, Elba Esther Gordillo. Esto fue en lo particular.

En lo general, Luis Carlos Ugalde, solamente hizo eco del stablishment.

En el Instituto Federal Electoral (IFE) no hubo ni honestidad, menos transparencia, tampoco claridad en los procesos electorales federales.

Sin el IFE, durante mucho tiempo cientos de bultos o paquetes de boletas electorales de los comicios de 1988, se “resguardaron” o se “secuestraron” en el sótano del Palacio Legislativo de San Lázaro.

En aquel entonces Diego Fernández, “El Jefe”, primero se convirtió en el defensor para que no fueran abiertos y, después  fue uno de los que ordenó quemar las huellas de la ilegalidad.

Con el Instituto Federal Electoral en funciones y con Leonardo Valdés Zurita o Luis Carlos Ugalde al frente, se terminaron los secuestros de paquetes electorales, pero cuando hubo protestas por la sospecha de fraude, algunos de estos fueron abiertos a discreción. Las dudas persisten.

¿Todo está podrido en Dinamarca?

Recién se puso en marcha la etapa de Lorenzo Córdova, al frente del novedoso Instituto Nacional Electoral (nótese la creatividad).

El INE trae algunos lastres del IFE. Por ejemplo, Benito Nacif Hernández, exconsejero del IFE; Marco Baños, exconsejero del IFE; Enrique Andrade, excoordinador de asesores en el IFE; y Alejandra Pamela San Martín, exfuncionaria del IFE.

Lorenzo Córdova, hoy consejero presidente del INE, fue parte fundamental del desaparecido IFE. También está Arturo Sánchez, otro exconsejero del IFE.

Por lo tanto, siete de 11 consejeros del nuevo Instituto Nacional Electoral, fueron parte de Instituto Federal Electoral, organismo que por cierto no se distinguió por la pulcritud como juez. Y así quieren que los árbitros de la Liga Premier MX, sean transparentes y honestos.

Gatopardismo en un sitio clave para el sistema político-electoral mexicano.

La UNAM, Hamlet y Dinamarca

Luis Raúl González Pérez hoy es abogado general de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.

En el pasado inmediato fue nombrado fiscal especial para las investigaciones del caso Luis Donaldo Colosio.

Fue el cuarto y último fiscal en la investigación del crimen del malogrado candidato presidencial priista, Luis Donaldo Colosio; en marzo de este año González Pérez sostuvo una vez más la conclusión de que no existió ninguna conexión entre Mario Aburto Martínez y algún personaje de la política.

Actualmente, el exfiscal especial del caso Colosio y actual abogado de la UNAM, quiere jugar en otras ligas, pues busca la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Luis Raúl González Pérez, quiérase o no, utiliza a la Máxima Casa de Estudios como trampolín político.

Va una historia del aspirante a presidir la CNDH, publicada en el periódico La Crónica hace varios años:

“Una de las principales pistas que debe seguir el procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, para dar con el origen de los videos presentados por el exprocurador Jorge Carpizo ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, donde acusa de tortura a la subprocuradora de Coordinación General y Desarrollo de la PGR, María de la Luz Lima Malvido, y también para encontrar al funcionario público que “traicionó” la confianza de la institución, es Luis Raúl González Pérez o alguno de sus colaboradores cercanos en el Centro de Control de Confianza, área de donde salió el documento videograbado.

“El primer visitador general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y director de las investigaciones del caso Aguas Blancas, fue llamado por Jorge Madrazo Cuéllar para hacerse cargo de la fiscalía especial del Caso Colosio, a la que posteriormente se le unieron los casos Posadas y Ruiz Massieu. Fue González Pérez quien “cerró” los tres casos y los envió a la reserva, a la espera de aportaciones posteriores para su reapertura.

“Tras el cierre del caso Posadas, González Pérez fue nombrado director del Centro de Control de Confianza, al amparo del entonces subprocurador general de Coordinación y Desarrollo, Alfonso Navarrete Prida. Ambos son gente cercana a Jorge Carpizo y como Madrazo Cuéllar, Ismael Eslava y José Luis Ramos Rivera, entre otros, son gente que llegó desde la CNDH”, hasta aquí la cita.

Y quiere presidir la CNDH.

¿Todo está podrido en Dinamarca?

La semana anterior, el investigador y académico de la UNAM, Ernesto Villanueva, fue víctima de un atentado en el campus de la Universidad Nacional.

Después de los hechos presumió que el exprocurador general de la República, exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y actual integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Diego Valadés, pudiera estar detrás de esta agresión.

Los 43 no aparecen

Transcurridos 38 días del secuestro y desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, no hay rastros de ellos 

¿Quién se los llevó? ¿En dónde están?

Todavía no hay respuestas concretas.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 4, 2015
Lectura 7 min

Dic 22, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

Raúl Salinas y el ‘usted disculpe’

El Faraón


Dic 22, 2014 Lectura 9 min

Dic 14, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

¿Qué hacer?

El Faraón


Dic 14, 2014 Lectura 9 min

Dic 7, 2014
Lectura 9 min

ELSARCóFAGO

El PRI, el América y la impunidad

El Faraón


Dic 7, 2014 Lectura 9 min

Comentarios