“Nunca me había tocado ver un hecho como el de Tadeo. No recuerdo que Reinserta haya atendido un caso así”, me dice Saskia Niño de Rivera.

La presidenta de Reinserta, abunda que en los 15 años de estar en contacto y trabajar en las cárceles, en donde hay sufrimiento y violencia, no había atendido un caso como este. En donde queda al descubierto que en los centros de reinserción no hay Estado de Derecho, pero sí mucha impunidad y corrupción.

“Tadeo es un referente de injusticia en el país que nos invita a seguir trabajando en favor de los niños y niñas de nuestro país. Que nos muestra el abandono en el que están nuestros niños y niñas, y que el silencio, ante los riesgos a los que están expuestos, hace mucho daño”, sostiene Saskia.

Señala que politizar la seguridad en el país no ha traído nada bueno, ya que ello ha llevado a tener el sistema de justicia penal en el olvido, y a sacar del discurso público la necesidad de transformar las cárceles y dignificar la vida de quienes están presos.

Saskia me dice que la historia de Tadeo deja ver los riesgos constantes a los que nuestros niños y niñas están expuestos, ya no solo vivos, sino también muertos; porque el hecho de exhumar un bebé para introducir droga habla del nivel de violencia que se ejerce hacia ellos.

Cuenta que Reinserta atrajo este caso luego de que les enviaron una nota de un periódico local donde se dio a conocer el hallazgo de un bebé en un bote de basura del penal de San Miguel, y posteriormente ella lo confirmó con personal de la cárcel, por lo que emitieron un comunicado que permitió la suma de otras organizaciones civiles y de los medios de comunicación.

“La familia me busca luego de que ven un reportaje en las noticias y escuchan los apellidos del bebé, pues él portaba una pulsera en su mano, del hospital donde había estado. Ellos van al panteón y verifican que el cuerpo ya no estaba, es cuando me localizan y acuden a Puebla para hacer todo el proceso de reconocimiento”, detalla Saskia.

Por todo ello es que junto con la senadora Silvana Beltrones, presentamos un punto de acuerdo para exhortar a la CNDH y a los gobiernos de la Ciudad de México y Puebla a que dentro de sus respectivas atribuciones realicen una investigación exhaustiva, tomen las medidas necesarias e informen al Senado sobre lo ocurrido con el bebé Tadeo.

Pues como me comentó Saskia, van más de 20 días del hallazgo del cuerpo de Tadeo, y se siguen teniendo muchas preguntas al respecto.

Lo que le pasó a Tadeo es un hecho que nos obliga a levantar la voz por nuestra niñez, a trabajar en la dignificación humana en los centros de reinserción a los que diariamente acuden niños y niñas, o en los que viven, pero, sobre todo, a hacer visible el abandono y la violencia a la que están expuestos nuestros menores de edad.

Quiero reconocer el trabajo de Saskia y Reinserta, así como de otras organizaciones civiles por darle voz a Tadeo, y por la labor que hacen a favor de nuestras niñas, niños y adolescentes.

En México no se puede repetir una historia como la de Tadeo. Nunca más.