¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Aunque hoy toma protesta Rosa María Cruz Lesbros como nueva integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, todo indica que ese órgano seguirá incompleto por algunos meses más.

Esto, porque sigue detenido el proceso para definir a quien cubrirá la vacante que dejó Marieclaire Acosta, por lo que uno de los cinco lugares continuará vacío hasta que el juez resuelva el amparo promovido por el abogado Enrique Carpizo, uno de los aspirantes que buscó la protección de la justicia porque consideró que hubo irregularidades en el proceso.

Carpizo ha ganado hasta ahora dos rounds a la Comisión de Selección del SNA: su demanda de amparo fue admitida y se concedió la suspensión provisional, que frenó la decisión temporalmente; y también se le concedió la suspensión definitiva, por lo que no se puede nombrar al integrante que falta hasta concluir todo este proceso judicial.

Y no es el único proceso que enfrentan los integrantes de la Comisión de Selección, todos académicos, investigadores y activistas de primer nivel, pues también está pendiente la solicitud de investigación por presuntos actos de corrupción presentada por el jurista ante la Secretaría de la Función Pública contra ese órgano.

¿Ahora se sorprenden?

Más allá del debate que se ha generado por todas las implicaciones que traería el nombramiento de un militar en activo al frente de la Guardia Nacional o la intención de aumentar el número de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo que ha generado un amplio rechazo de la Oposición (tanto de los opositores políticos como de los organismos de la sociedad civil), lo cierto es que a estas alturas no pueden decirse sorprendidos. El presidente López Obrador siempre fue partidario de nombrar un militar al frente de la Guardia, y a pesar de que en el Congreso se hicieron los ajustes al dictamen de creación del cuerpo y se establecía un mando civil (un cambio ampliamente celebrado por partidos de oposición y las organizaciones civiles), la idea nunca fue del agrado del mandatario. Por otro lado, desde la campaña, el tabasqueño siempre ha sido muy explícito sobre la necesidad de, a su juicio, reformar el Poder Judicial, y aunque las formas pueden ser cuestionables, no eran inesperadas. ¿A esto ha quedada reducida la oposición? ¿A ser reaccionaria? Porque de momento, no se ve otra agenda fuerte en común, más que contestar a lo que diga el presidente.

Ya no es ‘Lopitos’

Solo unas horas y una pronta respuesta oficial bastaron para que el expresidente Vicente Fox Quesada cambiara el ‘Lopitos’ por ‘Señor Presidente’ para referirse a Andrés Manuel López Obrador. Muy eficaz fue el despliegue de seguridad oficial para proteger al exmandatario, pero igual de rápido surgieron los cuestionamientos ante el supuesto intento de ingreso de un comando armado al hogar de Fox, y en el PT hablaron hasta de un autoatentado. Ojalá que lo que haya sido, no empañe esta nueva relación de cordialidad entre el expresidente y el actual mandatario. Eso sí, no estaría de más que se aclararan las circunstancias


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 13, 2019
Lectura 2 min

REDESDEPODER

Redes de poder: UIF va por Ruiz Esparza

Redes de Poder


Sep 13, 2019 Lectura 2 min

Sep 12, 2019
Lectura 2 min

REDESDEPODER

Redes de Poder: Plan B para CFE

Redes de Poder


Sep 12, 2019 Lectura 2 min

Sep 11, 2019
Lectura 2 min

REDESDEPODER

Redes de Poder: el recibimiento a Laura Rojas

Redes de Poder


Sep 11, 2019 Lectura 2 min

Sep 10, 2019
Lectura 2 min

Comentarios