¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Este último fin de semana fue muy ajetreado para el ex secretario de Salud y exrector de la UNAM José Narro Robles, quien mantuvo diversas reuniones con simpatizantes y militantes priistas, así como con legisladores y exlegisladores locales y federales tricolor para apuntalar sus aspiraciones rumbo a la dirigencia del PRI. Aunque el exfuncionario federal es bien visto por algunos liderazgos, adolece de arrastre entre la base, por lo que mucho dependerá de su compañero o compañera de fórmula el éxito de su empresa. Pero eso no es todo lo que podría enfrentar, pues esta semana, al presentarse los avances de la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera respecto a las irregularidades en las compras de medicamentos de la Secretaría de Salud, la gestión de Narro al frente de ella podría ponerse en entredicho. Atentos.

Limpia en Profeco

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor Ricardo Sheffield parece determinado a realizar una limpia en la dependencia que encabeza. El funcionario cesó recientemente al hoy exdirector de verificación de combustibles Armando Ortega, quien es señalado junto a otra exdirectora Nayeli Puente, por presuntamente haber recibido dinero por parte de un grupo de empresarios gaseros en el estado de Jalisco. Además, ambos exfuncionarios habrían estado ‘vendiendo’ información acerca de las estaciones de servicio de gasolina que serían visitadas. Nos comentan que otra aliada de Ortega y Puente es la exsubprocuradora de Profeco Gladis López, quien también ya fue señalada hace algunos años por un grupo de gasolineras por presuntamente haber encabezado un grupo de extorsionadores pertenecientes a la dependencia. Buena actuación de Sheffield, quien junto a la subproduradora de Verificación Talía Vázquez están apostando por acabar con estas prácticas.

Diferencias

Ante las recientes ‘muestras de cariño’ de las que han sido objeto algunos gobernadores en los actos públicos junto al presidente de la República, en los últimos días, dos mandatarios (ambos panistas) decidieron tomar dos posturas diferentes. Por un lado, el gobernador de Aguascalientes Martín Orozco optó por ir a recibir a López Obrador al aeropuerto pero decidió no asistir a la entrega de apoyos que daría el titular del Ejecutivo federal para no exponerse; mientras que el guanajuatense Diego Sinhue sí acompañó a AMLO a un acto en León, en donde no solo no fue abucheado, sino que hasta aplausos se llevó, aunque eso sí, el ‘góber’ llevaba su propia porra. Panista prevenido vale por dos.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Mar 25, 2019
Lectura 3 min

‎REDESDEPODER‬

El giro panista

Redes de Poder


Mar 25, 2019 Lectura 3 min

Mar 22, 2019
Lectura 3 min

‎REDESDEPODER‬

Pacto azul

Redes de Poder


Mar 22, 2019 Lectura 3 min

Mar 21, 2019
Lectura 3 min

‎REDESDEPODER‬

Tribunal unánime

Redes de Poder


Mar 21, 2019 Lectura 3 min

Mar 19, 2019
Lectura 3 min

‎REDESDEPODER‬

De lejos, mejor

Redes de Poder


Mar 19, 2019 Lectura 3 min

Comentarios