El nudo en su garganta se desata y llora. Las lágrimas salen sin reservas. Manolo Ablanedo, ‘La Mojarra’, recuerda cómo Grupo Fisher’s sobrevivió a la crisis de la pandemia, gracias al apoyo incondicional de los colaboradores y de los clientes.

Los más de dos mil colaboradores ofrecieron que se les redujera el sueldo a cambio de evitar despidos. Los clientes se volcaron a pedir comida para llevar, para no dejar morir a esta empresa con más de 33 años de historia, nacida en 1989 en un pequeño local de Naucalpan, con cuatro mesas.

Por eso llora. De emoción y agradecimiento. “Sin esta unión, sin este amor y lealtad que hay para la marca, no estaríamos hoy aquí”, dice Manolo, director de Comunicación, Marketing, Gobierno y Alianzas Estratégicas, quien también es socio de Grupo Fisher’s.

La crisis golpeó muy duro al sector restaurantero. Hasta julio de 2021, habían cerrado 120 mil restaurantes, 20 por ciento de todos los que hay en México, y se quedaron sin empleo 400 mil personas en el sector.

Justo por eso, por todo lo que se perdió, había que hacer algo más que sobrevivir. “La pandemia te deja cosas buenas, te enseña. Nos enseñó que hoy estamos vivos, mañana no sabemos, por lo que hoy hay que reaccionar y hacer las cosas. Los sueños hay que cumplirlos”, dice ‘La Mojarra’.

Como lo señala el estudio “The great acceleration”, que realizó McKinsey en julio de 2020, “las empresas con modelos comerciales resilientes y preparados para el futuro, posicionados para seguir las tendencias, se han alejado más de sus pares de la industria, mientras que aquellas con modelos comerciales heredados, en su mayor parte, se han quedado más atrás”.

Así lo hizo Grupo Fisher’s y no detuvo sus planes por la pandemia; al contrario, los aceleró. La familia fundadora decidió formar tres equipos liderados por tres socios de la empresa:

1. Lalo Noriega se fue a Madrid y abrió en octubre de 2021 el primer Fisher’s en Europa, donde seguirá con la expansión.

2. Nino Franco crecerá la marca en Estados Unidos. Abrirá el primer Fisher’s en San Diego en agosto de 2022.

3. Manolo Ablanedo se queda en México para crecer el grupo y abrir nuevos conceptos de restaurantes, como Poema, de comida peruano-japonesa, que abrió en marzo de 2022 en la colonia Condesa de la Ciudad de México. Además, ya están en camino un restaurante italiano y una cantina mexicana.

Manolo deja en claro el espíritu de la empresa: “En Grupo Fisher’s nunca nos aventamos para atrás, sino siempre hacia adelante. Nunca cerramos. Nos reinventamos.”

Por eso no le da pena llorar. Porque esas lágrimas le recuerdan que la pasaron mal, pero que no se rindieron y que, con la ayuda de los colaboradores, los clientes y aliados estratégicos como Diageo, hoy van por más.

La lección que le dejó la pandemia –y que nos comparte– es que nunca hay que soltar los sueños. “No hay gente deprimida: hay gente sin sueños y sin metas. Cuando tienes un motivo por qué seguir, sea el que sea, que te mueva, amaneces con ganas, con tiempo y con espíritu de hacer algo.”

Genaro Mejía es periodista digital y de negocios con más de 20 años de experiencia y LinkedIn Top Voices 2019