Reporte Indigo

Redes de poder Energía

Se buscan comisionados en CRE y Cofece

El papel de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha sido muy criticado por su política

El papel de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha sido muy criticado por su política

Con la inminente presentación de una reforma constitucional en materia de electricidad por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, cobra especial relevancia la situación de los reguladores en el país; por un lado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y, por el otro, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que han tenido movimientos en los últimos días y cuentan con espacios vacantes de comisionados.

En la CRE se suscitó, la semana pasada, la renuncia del comisionado Miguel Rincón. Esto, después de una serie de señalamientos por presuntas irregularidades y posibles actos de corrupción para la autorización de permisos.

El papel de la Comisión ha sido muy criticado por su política en cuanto a la autorización de nuevos permisos para inversión en el sector energético, por favorecer, precisamente, a la Comisión Federal de Electricidad; hoy, ante esta renuncia, se espera que el comisionado presidente, Leopoldo Vicente Melchi García, proponga a algún nuevo perfil que cumpla con esta tendencia.

En cuanto a la Cofece, actualmente opera con únicamente cuatro de los siete comisionados, y no hay señales de que pronto llegue la propuesta del Ejecutivo para ocupar los tres asientos restantes.

Esta situación en las instituciones preocupa al sector energético, pues con una CRE que opera a favor de las empresas del Estado y con una Cofece incompleta, se podría terminar de cerrar la pinza con una nueva reforma para favorecer a la CFE.

CUENTA ATRÁS

Este jueves se cumple la prórroga de tres meses que se dieron Petróleos Mexicanos y el Sindicato petrolero para la renegociación del Contrato Colectivo, mientras que los trabajadores sindicalizados mantienen el emplazamiento a huelga, a pesar de que hay algunos grupos disidentes que desconocen esta medida y que, incluso, afirman que no fue consensuado.

Las diferencias internas se han vuelto más evidentes en esta parálisis de la negociación contractual, y coincide con la falta de noticias sobre la renovación de la dirigencia sindical a nivel nacional y seccional, un requisito que, al menos de manera informal, habría puesto sobre la mesa la empresa para continuar con las negociaciones.

Son ya muy pocas horas para que se venza el plazo, y aunque no se vislumbra un escenario en que se paralice la producción petrolera, los cambios esperados en materia sindical tampoco llegan.

Exit mobile version