El equipo de jóvenes que se encarga de garantizar la seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador y de resolver las necesidades que se le presentan está lejos de recoger el sentir del pueblo, aun cuando una de sus funciones recae precisamente en llevar sus peticiones al máximo mandatario. Lo comento porque una de sus excolaboradoras en la Ayudantía deja mucho que desear desde su nuevo puesto.

Le hablo de Paloma Rachel Aguilar Correa, quien después de trabajar hombro a hombro con el titular del Ejecutivo dio el salto nada más y nada menos que al Servicio de Administración Tributaria (SAT), desde donde se encarga de la administración General de Recursos y Servicios.

Lastimosamente, se trata de un papel que no desempeña a cabalidad, o al menos eso puede leerse luego que decenas de trabajadores de limpieza bloquearán las inmediaciones de este brazo de la Secretaría de Hacienda, que lleva Rogelio Ramírez. Este miércoles el cruce de Paso de la Reforma y Avenida Hidalgo lució intervenido por al menos un centenar de trabajadores que pedían apoyo para que la titular, Raquel Buenrostro, intervenga en el pago oportuno a la empresa que los tiene contratados para asear sus instalaciones.

Tal como acusaron, solo han recibido la mitad de sus salarios, situación que sería resultado de cinco meses en que la proveedora no obtiene remuneración alguna, a pesar de seguir con la prestación del servicio. Cercanos al caso han escuchado a Aguilar Correa mientras asegura que la instrucción para retener el flujo de recursos proviene de la propia Buenrostro Sánchez, habrá que ver qué opina su jefa sobre tales aseveraciones. En tanto, sobre la postura de la inexperta Paloma Rachel llama la atención que se habría negado a reconocer las jornadas de aquellos afanadores que han tenido tres faltas en un espacio de 30 días, el meollo recae en que éstas no serían consecutivas, además que se habría evidenciado que cubrieron sus actividades. ¿Hasta cuándo se esperará para generar una solución?.

Va por más certificaciones

De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que preside Adolfo Cuevas Teja, los cuatro temas prioritarios para el desarrollo del ecosistema digital en México son la cobertura fija y móvil de Internet; los servicios de voz y datos; la neutralidad de la red, y el cumplimiento de objetivos para el despliegue de redes 5G. Al respecto, uno de los organismos que impulsa a las empresas del sector mediante la certificación de sus equipos, conforme a las Disposiciones Técnicas del Instituto es NYCE, de Carlos Pérez, pues cuenta con la acreditación y autorización para realizar dicho proceso en seis Disposiciones entre éstas la IFT-011-2017 e IFT-012-2019, en donde los productos que pueden ser certificados son tablets, smartwatch, Terminal punto de venta y de pago móvil, entre otros.

Inminente consulta

El domingo 28 de noviembre los pobladores de Ahome, El Fuerte y Guasave tendrán oportunidad de hacer valer su voz con la consulta ciudadana sobre la inyección de 100 mil millones de pesos que traería consigo un complejo petroquímico de talla mundial en Topolobampo. El objetivo del proyecto es producir fertilizantes para abastecer al campo mexicano y reducir las dramáticas alzas en sus costos, no obstante, los beneficios sociales y ambientales se calculan innumerables, lo comento porque GPO, de Arturo Moya Hurtado, busca recuperar la sanidad del sistema lagunar de la zona, además de generar las condiciones necesarias para repoblar el lugar de larva de camarón. No obstante, a la fecha ya se han realizado importantes donativos, por ejemplo, en fomento a la educación se han invertido unos 4.3 millones de pesos para incentivar programas de lectura en escuelas rurales, brindar equipos de cómputo, o bien, apoyar con cursos de inglés y becas a estudiantes universitarios; mientras que la comunidad pesquera ha recibido otro millón y medio de pesos para respaldar a las cooperativas independientes, además de crear programas piloto de fomento a la comercialización, por mencionar algunas acciones.

Voz en Off

La Industria Mexicana de Coca-Cola consolida las jornadas “Limpiemos México por un #MundoSinResiduos”, realizadas en Quintana Roo, Oaxaca, Baja California Sur, Jalisco, Nayarit, Ciudad de México y Estado de México, con la participación de más de 1,900 voluntarios. Multiplicando esfuerzos con ellos, Fundación Azteca, ECOCE, y los distintos gobiernos locales y estatales, logramos recuperar 28 toneladas de residuos: 93% residuos no reciclables, 4% residuos orgánicos, y 3% materiales reciclables. Los envases PET, que representaron un 0.55% del total, serán procesados en nuestras plantas de reciclaje PetStar e IMER.

Sí duda una responsable labor para conseguir entre empresas y sociedad un mejor planeta es tarea de todos…