¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

En 1957, llegó a Tampico el futbolista argentino Alberto “El Ché” Cazaubón, contratado para reforzar el equipo de dicha ciudad.

A los nueve meses de haber llegado, una enfermedad le impidió seguir jugando, pero decidió quedarse a vivir ahí. 

Y gracias a su afición por la cocina de carnes y por la gastronomía española, abrió el restaurante “Jardín Corona” de Tampico.

Martha Cazaubón, hija del “Che”, nació en Tampico y desde pequeña demostró que su pasión es la música. De hecho es compositora y cantante. 

Ha escrito canciones para varias novelas y ha grabado algunos discos.

Martha hizo una amalgama entre su pasión por la música y la buena comida de su padre en el “Jardín Corona”.

Con esa idea y con el reconocimiento del consumidor regio que visitaba el lugar en Tampico cuando iban de vacaciones, Martha abrió el “Jardín Corona” en Monterrey, hace cinco años.

La propuesta del bohemio lugar es la combinación de servir una muy buena comida, acompañada de entretenimiento por las noches.

Martha comentó que la música la transporta y la gente inyecta alegría en el restaurante. 

Al ser músico, ella se ha dado a la tarea de elegir buenos intérpretes, para así ofrecer un espectáculo de calidad.

El lugar es pequeño y acogedor. Quien disfruta la música la pasará muy bien y sin duda encontrará un espacio para comer, relajarse y transportarse.

El ambiente es muy agradable y no falta quién no se aguanta y se para a bailar, ya sea solo o abrazado de su pareja.

Los martes, el entretenimiento que ofrece es teatro. Hay lecturas dramatizadas, monólogos y stand ups.

Los miércoles son de jazz en vivo, y los jueves son bohemios.

En ese día asisten bohemios de la vieja guardia y músicos jóvenes también, con nuevas propuestas.

Los viernes, Martha canta y toca su guitarra. En su repertorio hay bossa nova, salsa, tango y hasta boleros. Mientras que los sábados llegan artistas invitados al “Jardín Corona”.

En su página de Facebook, “Jardín Corona Monterrey”, se encuentra el repertorio semanal. Y se recomienda hacer reservaciones, pues el lugar es pequeño.

Dentro del menú hay platillos emblemáticos del restaurante en Tampico, entre ellos empanadas de carne, de jaiba y de elote con rajas. 

También hay coctel de camarones, de frutos del mar, de abulón, salmón y camarón, jaibas rellenas, calamares a la romana, salpicón de jaiba, tortilla de queso con jaiba, fetuccini con camarones, negrilla con camarones, calamares rellenos de mariscos con salsa de almendras y chicharrón de robalo.

Y qué decir de los tacos de marlín gratinados, tacos de salpicón, tostada de callo de hacha, tacos de pulpo adobado, tacos de negrilla al pastor y milanesa a la portuguesa.

La mayoría de estos platillos tiene casi 60 años en la carta del restaurante en Tampico. Por ello, sobra decir que son recetas muy bien logradas.

Además, su sucursal en Monterrey hace un excelente trabajo en servir los mismos sabores, con igual calidad que el restaurante original.

Los precios son justos y accesibles.  Hay un cobro de cover, por el espectáculo musical de la noche.

¿Quién es la clientela del “Jardín Corona” de Monterrey? Los románticos de la ciudad. 

‘Jardín Corona’

Lunes cerrado
Martes y miércoles de 1:00 pm a 11:00 pm
Jueves de 1:00 pm a 1:00 am
Viernes y sábado de 1:00 pm a 2:00 am
Domingos de 1:00 pm a 6:00 pm
Ave. Bosques del Valle #110, Bosques del Valle, San Pedro Garza García


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 9, 2015
Lectura 4 min

MIAGASTRONOMIA

Hecho ‘en dos minutos’

Karina Barbieri


Sep 9, 2015 Lectura 4 min

Sep 2, 2015
Lectura 6 min

MIAGASTRONOMIA

¿Sí o no al maíz transgénico?

Karina Barbieri


Sep 2, 2015 Lectura 6 min

Ago 19, 2015
Lectura 5 min

MIAGASTRONOMIA

Un cubo de experiencias

Karina Barbieri


Ago 19, 2015 Lectura 5 min

Ago 5, 2015
Lectura 3 min

MIAGASTRONOMIA

El chef dijo ‘No’

Karina Barbieri


Ago 5, 2015 Lectura 3 min

Comentarios