Este fin de semana comienza la serie de actos civiles y también los inventos gubernamentales en torno al aniversario de la tragedia del casino Royale.

Estamos a una semana del 25 de agosto. Por un lado las familias de las 52 víctimas, entre ellas dos mujeres encinta, ya están organizando sus propios actos y protestas por la nula acción de la autoridad en muchos sentidos.

Por otro lado, tanto el gobierno estatal como el federal ya están pensando cómo llamar la atención con acciones para que la gente piense que están trabajando.

Pero no tienen forma de desviar la atención. 

En el gobierno de Nuevo León, la Procuraduría del Estado hizo una investigación ministerial a medias, donde Los Zetas les fueron entregando a los participantes en el ataque.

También, Raúl Rocha Cantú, propietario del lugar, tiene una orden de aprehensión girada en abril de este año, pero él sigue sin responder, al menos por un homicidio culposo. 

Porque ya sabía que podían atacar su negocio, pero ni cerró, ni emprendió alguna acción legal para evitar que gente inocente continuara acudiendo a lo que se convirtió en una trampa mortal.

Luego está la falta de responsabilidad de los servidores públicos. El director de Protección Civil Jorge Camacho, que por más que lo defiendan, no tenía en regla a ese lugar.

Por el lado federal, está primero que nadie la Secretaría de Gobernación, que continúa con su pobre regulación de los establecimientos de juego y además es tan obvia, que actualmente tiene siete vacantes.

Entre ellas la dirección de Juegos y Sorteos.

Pero tanto Estado como Federación, seguramente buscarán desde esta semana empezar a hacer como que trabajan. 

El interés de los Clariond

Eugenio Clariond Rangel, presidente de la Caintra de Nuevo León, sorprendió el miércoles a propios y extraños cuando salió en defensa de la bursatilización del Anillo Periférico que pretende hacer la administración del gobernador Rodrigo Medina.

Casi casi Clariond Rangel se puso de pie para elogiar el nuevo endeudamiento por 8 mil millones de pesos que contratará el Estado para tratar de salir del hoyo financiero.

Según el empresario, el rescate de esta vía permitirá reducir costos al transporte de carga una vez que se reduzca la cuota de peaje que se cobra por utilizar esta autopista.

De entrada pareciera un buen argumento el dicho por Clariond Rangel, sin embargo, las razones de su repentino afecto por la gestión de Medina pudieran estar por otro lado.

Entre los accionistas de la empresa Vipesa, que controlaba la autopista en quiebra y que fue comprada por el gobierno participaba la empresa IMSA, que alguna vez fue propiedad de la familia del ahora presidente de la Caintra y defensor de Medina.

Papá Medina pone a Romo

Finalmente Humberto Medina Ainslie, padre del gobernador Rodrigo Medina, impuso a su alumno aventajado Édgar Romo como coordinador del próximo grupo legislativo del PRI en el Congreso del Estado.

El nombramiento de Romo, cercano a Medina Ainslie desde los tiempos de González Parás, era predecible, pero la duda era si el gobernador al menos metería las manos a favor de su amigo, el legislador electo Francisco Cienfuegos.

Los priistas dicen que entre Medina Ainslie y Romo no sólo existen afinidades políticas y jurídicas, sino que también comparten el gusto por los negocios inmobiliarios.