Los empresarios del sector de combustibles podrían llevar a instancias judiciales las nuevas reglas en materia de importación emitidas por las autoridades el mes pasado, pues, consideran, afecta la libre competencia en el mercado.

Estas modificaciones a las Reglas Generales de Comercio Exterior fueron publicadas hace un mes, el pasado 11 de junio, por el Sistema de Administración Tributaria, y la parte más controversial es que restringe a los particulares la importación de combustibles, petroquímicos o gas; mientras que favorece a las empresas productivas del Estado, como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad al otorgarles más opciones de ingreso por las aduanas.

Además del cabildeo realizado por los participantes del mercado energético, ya se prepara una estrategia legal enfocada en las afectaciones a la libre competencia, por lo que los recursos podrían llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Estas reglas emitidas, nos dicen, sin el consenso necesario, también han sido cuestionadas por las empresas aglutinadas en la Cámara de Comercio de Estados Unidos en México, ya que, señalan, afectan la continuidad y la implementación de distintas estrategias de negocios en curso.

Todo esto, además, traería afectaciones en la competitividad y daría pie a un posible encarecimiento de los combustibles en los próximos meses, lo que afectaría al consumidor final. La batalla judicial podría ser la próxima vía.

REUNIÓN DE ALTO NIVEL

El debate de la política energética de México, reavivado tras el accidente en una plataforma de Pemex en Campeche el fin de semana pasado, podría ser un punto controvertido de la reunión que sostendrán el día de hoy la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, con sus homólogos de Estados Unidos y Canadá.

Aunque la reunión presencial será para analizar los avances del T-MEC en la región a un año de haber entrado en vigor, los recientes acontecimientos en Campeche, y los cuestionamientos por la compra de la refinería Deer Park por parte del Gobierno mexicano podrían abordarse al menos en los encuentros informales. Hay que recordar que la política ambiental y la relacionada con agendas renovables es una parte clave del acuerdo firmado por las tres naciones.