Hasta el cierre de esta edición, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) aún no había dado a conocer la fecha en que se celebraría la próxima sesión del Consejo Político Nacional, una cita clave para el futuro del partido y a la que todo el priismo está atento. Y es que, por un lado, existe la presión sobre el dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, para que exdirigentes partidistas e importantes líderes puedan tener un foro para expresar sus inquietudes sobre el rumbo que ha tomado el tricolor y cómo debería reorganizarse para los próximos proceso electorales, lo que incluye, a sentir de muchos de esos personajes, la renuncia de la actual dirigencia del PRI. Pero, por el otro lado, el senador Miguel Ángel Osorio Chong ha expresado su inquietud para que precisamente en esta sesión se pueda plantear que Moreno Cárdenas incluso pueda intentar ampliar su mandato, que actualmente abarca hasta 2023. Mucha tensión por lo que pueda pasar en este encuentro, y no es para menos.

La avanzada en la Corte

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó el día de ayer que tuviera un favorito o favorita para el relevo de la presidencia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aunque en el camino dejó algunos señalamientos muy directos a algunos integrantes del Poder Judicial y algunos mensajes para los miembros del máximo tribunal, quienes tendrán que elegir a quien tome la presidencia que hoy ostenta Arturo Zaldívar. Sin embargo, nos hacen ver, más que la nueva presidencia de la Corte, en lo que seguramente también se intentará influir de alguna u otra manera, y lo que realmente interesa en Palacio Nacional, son los perfiles que llegarían para sustituir como ministros al propio Zaldívar Lelo de Larrea y Luis María Aguilar, quienes terminan su periodo en 2024. No es un tema menor pues se trata de dos propuestas que aún estarán en manos del presidente López Obrador, quien terminará su sexenio con seis nominaciones de los 11 ministros que componen la Sala Superior. Nada mal.