La orden de aprehensión dictada el día de ayer en contra la diputada local, Sandra Esther Vaca Cortés, y en contra de Cuauhtémoc Gutiérrez por trata de personas, deja como ganador a Adrián Rubalcava, actual alcalde de Cuajimalpa. El “Cacique de Cuajimalpa”, quien ha sido diputado local y delegado de la demarcación, perdió poder en 2020 cuando Israel Betanzos, incondicional de Gutiérrez, asumió la dirigencia del PRI en la Ciudad de México. Desde entonces trascendió un posible rompimiento de Rubalcava, quien, supuestamente, iría a otro partido. Sin embargo, con la orden de aprehensión, el poder de Gutiérrez queda en vilo en la Ciudad de México y también en el Congreso, pues aunque faltista, Vaca Cortés era una diputada fiel a él. En contraste, Rubalcava va por la reelección en Cuajimalpa y podría terminar imponiendo las candidaturas a las diputaciones locales.

Primera lectura

Aunque apenas han transcurrido unos cuantos días desde el inicio de campaña en cinco entidades que renuevan gubernatura, en el CEN de Morena las primeras lecturas sobre las posibilidades de ganar el máximo cargo estatal no son tan optimistas, nos dicen. Mientras en Colima, Indira Vizcaíno parece llevar una cómoda ventaja, en Sonora y Nuevo León, aún por delante en las encuestas, el margen es menor a lo que proyectaba el partido guinda para el inicio de las campañas. En Guerrero, aún sin candidato oficial, Morena sigue como puntero, aunque es una incógnita la reacción del electorado cuando se defina formalmente al candidato. En San Luis, Morena va muy por detrás y no se ve cómo Mónica Rangel pueda repuntar. Hay mucha tarea en estas entidades.

A prueba de logística

Ni la mejor planeación en las distintas entidades en donde ya se puso en marcha el programa de vacunación contra el COVID-19 ha podido sobreponerse a la respuesta desorganizada de la población. Nos hacen ver que, ya aprendidos algunos errores de logística para la implementación de la estrategia, ahora lo que enfrentan las autoridades de salud en diferentes puntos de vacunación son, entre otros contratiempos: la llegada de personas de otras localidades que intentan ser vacunadas, la aparición de supuestos “intermediarios” que piden dinero para ahorrarse horas de espera, e incluso quienes se llegan a formar a pesar de no cumplir con el requisito de la edad “por si sobran vacunas”. Todo eso, nos dicen, a pesar del llamado de las autoridades.