La situación en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) es delicada, y por primera vez, e incluso entre la plantilla docente, ya se habla de que el próximo semestre podría estar en riesgo. El origen de la preocupación es que el Conacyt y la Secretaría de Hacienda mantienen congelados los recursos que se requieren para la operación del Centro, incluyendo el pago a los docentes, quienes desde hace meses no reciben sus pagos completos. Y es que, a pesar de los compromisos de resolver la situación, no se ve para cuando se regularicen las condiciones. Las razones que esgrime la autoridad es que se trata de un rezago burocrático, pero para como han estado las cosas en el CIDE, con cancelaciones de programas y remoción de algunos funcionarios sin motivo aparente, la sospecha es que detrás de esto podría haber otras motivaciones, no precisamente académicas.

La transparencia estilo Sonora

En la Plataforma Nacional de Transparencia llama la atención un proceso para dar a conocer los contratos del Gobierno del estado de Sonora, resulta que se trata de una liga de Google Docs en los que hay que solicitar autorización para poder tener acceso al contrato. Ahora resulta que si al administrador le gusta el correo autoriza su revisión, y si no, pues nada más no. Un gran avance en materia de opacidad, sin duda. O quizá el Gobierno que encabeza Alfonso Durazo está inaugurando un nuevo tipo de transparencia: la selectiva.

Ahora sí lo apuntaron

Quien se puso muy de buenas fue el senador Ricardo Monreal, luego de que el Presidente de la República lo “destapó” públicamente, ahora sí, como uno de los precandidatos de Morena para la sucesión presidencial en 2024, tanto que hasta invitó solo a algunos reporteros de la “fuente” del Senado a desayunar. Ahora lo que muchos se preguntan es si se servirán los mismos platillos que degustaba en su momento con AMLO. Atentos.