Quien recientemente fue visto en Las Vegas es el coordinador de Política y Gobierno de la Presidencia, Rabindranath Salazar Solorio, quien se trasladó hasta allá debido a que ayer Pablo Antonio Castro Zavala, presidente de Las Vegas Walk Starsy de la Confederación Internacional de Morelenses y Migrantes Mexicanos en Estados Unidos, le reconoció el trabajo realizado en favor de los connacionales con diversas mesas de diálogo y acciones desde que ocupaba lugar en el Senado de la República, luego en la dirección del Banco de Bienestar y posteriormente en la Subsecretaría de Gobernación. Durante el evento para entregarle la estrella que se develará posteriormente en el conocido Paseo, resaltaron las palabras de Salazar Solorio, quien se dijo convencido de la hermandad entre nuestras culturas, por lo que llamó a impulsar el respeto mutuo y la solidaridad. Y, por supuesto, las palabras de agradecimiento hacia el presidente López Obrador por impulsar las causas migrantes.

Cabildeo presupuestal

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, ya comenzó a hacer su tarea para buscar la aprobación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2023. Esto se percibe al invitar a desayunar a Jorge Álvarez Máynez, líder del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, quien se mostró satisfecho con la inclusión de proyectos importantes en materia de agua para los gobiernos naranjas de Jalisco y Nuevo León. ¿Bastará para ganarse el respaldo de su bancada a la hora de la votación?

Maestría sin beca

Para variar, a María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt, le llegó una carta de becarios de la Maestría en Historia en la que reclaman el retraso de tres meses en el pago de becas. En su mayoría, los firmantes pertenecen a la plantilla de estudiantes del Instituto de Investigaciones José María Luis Mora. Nos dicen que Álvarez-Buylla está apegada a la política de “pobreza franciscana”, impulsada desde Palacio Nacional. Aunque es un tema delicado con riesgo a crecer porque se van a sumar estudiantes del CIDE y la UNAM, y con ellos entonces sí va a arder Insurgentes Sur 1582. Atentos.