Raquel Buenrostro, titular del SAT, decidió, motu proprio, sostener a un personaje ligado al exsuperpolicía Genaro García Luna. El pasado 18 de agosto, el presidente solicitó se investigara a Oscar Moreno Villatoro, actual administrador Central de Control y Seguridad Institucional (ACCI). “Que se haga la investigación y si el señor participó con García Luna, no debe estar ahí”, advirtió desde la mañanera. Bueno, pues ya se comprobó que estuvo en el primer círculo de confianza de García Luna y aún sigue en el cargo. Moreno Villatoro junto con otros 19 exservidores públicos de los sexenios de Felipe Calderón y Peña Nieto, tienen abierta la carpeta de investigación número 45/21 por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) por haber entregado contratos vía adjudicación directa para la construcción de siete penales federales. Pero así, y con todo, el administrador de la ACCI se mantiene impoluto.

Orden en la bancada

El coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, tiene, entre otros proyectos, uno para evitar la presentación de iniciativas de relleno, nos dicen. Y es que con el inicio de la LXV Legislatura, muchos de los diputados de la bancada no han escatimado en esfuerzos para presentar propuestas, y si son controvertidas, mejor, pues así jalan los reflectores, o al menos así lo perciben algunos de los legisladores más experimentados. El problema es que la gran mayoría de las iniciativas presentadas no tienen realmente futuro y tampoco el apoyo de la bancada, por lo que se van quedando rezagadas, como ya pasó en la anterior Legislatura que le heredó más del 70 por ciento de las iniciativas presentadas a sus sucesores. Y, si no se pone orden, para allá va la Legislatura actual.

Limpia en Quintana Roo

La operación coordinada en Playa del Carmen, Quintana Roo, en la que participaron la Guardia Nacional, la Sedena, el Centro Nacional de Inteligencia, la Marina, la Fiscalía y la Policía de Quintana Roo, y que culminó con la detención de 26 presuntos delincuentes fue un mensaje, nos dicen, del inicio del proceso de recuperación del destino turístico por parte de la autoridad. Llamó la atención, eso sí, que no participara en el operativo la Policía Municipal de Solidaridad, lo que deja entrever que no hay confianza en esta corporación. ¿Será parte de la limpia?