Mucha especulación se ha generado después de que Morena difiriera la discusión del dictamen de reforma electoral y, aunque se siguen manejando muchas versiones, fuentes legislativas nos aseguran que, al parecer, la estrategia guinda iría en el sentido de que el martes próximo se vote la reforma constitucional en materia electoral y, como va a ser rechazada, presentar ese mismo día, con dispensa de trámites, la reforma a las leyes secundarias, es decir, ya tendrían todo apuntalado para llevar en fast track la aprobación en los reglamentos y “mayoritear” a la oposición y cumplir los deseos del presidente López Obrador. Eso sí, primero se requeriría que se ingrese el paquete de iniciativas.

Primero lo primero

Por cierto, habría que recordar que, además de la reforma electoral, los diputados tienen que desahogar algunos otros pendientes legislativos de gran relevancia como, por ejemplo, la reforma para ampliar de seis a 12 días el periodo mínimo de vacaciones, que tampoco ha estado exento de polémica. Pero hay prioridades, pues aunque el día de hoy se tenía proyectado sesionar en el horario habitual para sacar algunos temas antes de que el debate se centre en la reforma electoral, finalmente se estará citando a sesión hasta las 15:00 horas, coincidentemente en el horario en que ya terminó el partido definitorio de México contra Arabia Saudita, en Qatar.

Sucesión abierta

Con la validación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación del acuerdo que permite la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de Seguridad Pública, en el máximo tribunal ya se percibe el periodo en que lo que va a dominar al interior será el proceso de sucesión del presidente Arturo Zaldívar. Y es que, aunque son en teoría pocos y pocas quienes han levantado la mano, al día de hoy aún no hay consenso, pero seguramente en los próximos días se comenzará a aclarar el panorama. Atentos.