La secretaria de Salud, Alma Rosa Marroquín, anunció que Nuevo León está por salir de la quinta ola de COVID-19, esto debido a la disminución de los contagios. Sin duda resulta ser una muy buena noticia para la entidad.

Con esto la funcionaria tendría la obligación, y la atención, para dedicarle más tiempo y esfuerzo a otros temas en materia de salud en la entidad, y uno de ellos, el cual es muy importante, está relacionado con las enfermedades respiratorias y de cáncer, a consecuencia de la contaminación.

Marroquín se ha llevado prácticamente el año en enfocar los esfuerzos de salud para atender la pandemia por coronavirus y, por ello, no ha avanzado en un diagnóstico más preciso acerca de las enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire en la Zona Metropolitana e incluso las muertes que podrían estar ligadas a esta problemática.

Pero, también el Congreso tendría que sumarse a proponer alguna iniciativa para que se tengan unas estadísticas fiables sobre las enfermedades provocadas por la contaminación, porque hoy en día no se tiene realmente claro qué tanto daño está ocasionando a los neoleoneses.

Faltan armas en la SSP

La Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León, a cargo de Gerardo Palacios Pámanes, recibirá 200 fusiles de alto calibre para elementos de la Fuerza Civil, lo cual, nos comentan, deja entrever que existe un déficit de armas para los policías.

Y no es que esté mal que la Secretaría de la Defensa Nacional entregue este armamento, pero sí es cuestionable plantear hacia dónde se destinan los recursos millonarios que recibe Seguridad Pública estatal.

Y más porque esta corporación recibió para este año un aumento en el presupuesto comparado con el ejercicio anterior. Esta donación pone sobre la mesa que no se está invirtiendo en armas para los elementos, lo que tendría que ser una de las prioridades

Difícilmente, se podrá saber si no se puede transparentar en qué se gasta ese dinero porque la Ley de Seguridad Pública no lo permite. Además, otros puntos que se tendría que tocar, sin duda, es si hay un déficit de elementos en la corporación y cuántos policías se necesitan para poder garantizar mayor seguridad. Esto es algo en donde también se debe trabajar.