¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El Partido Acción Nacional (PAN) parece haber entrado en una etapa de definiciones para construir una alianza para apoyar a un abanderado a la gubernatura en la sucesión de 2021, pero que no sea de su partido, es decir, sin lanzar al senador panista, Víctor Fuentes.

Nos aseguran en la militancia albiazul que, Zeferino “Chefo” Salgado, cabeza visible del Grupo San Nicolás y alcalde de este municipio, después de un fallido intento convencer a la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, de jugar por estos colores, se acerca ahora al alcalde regio Adrián de la Garza, a quien acompañó el día de ayer, y de quien intenta copiar el esquema de videovigilancia policial de Monterrey, para llevarlo a tierras nicolaitas. Adrián de la Garza es el aspirante tricolor mejor posicionado para la candidatura.

Resulta difícil de creer que un alcalde panista intente replicar un modelo priista, cuando se supone que son partidos con rivalidad política y ofertas distintas para los ciudadanos, bueno, al menos en Nuevo León.

La realidad de este evento va más allá de reforzar la seguridad en San Nicolás, pues abre la puerta a una alianza con el aspirante tricolor.

La jugada de “Chefo” es que Fuentes no sea el abanderado azul, aunque el legislador está operando para que las alianzas no se concreten y con esto obligar al presidente nacional, Marko Cortés, a que él tome una decisión, que sería una que beneficiaría al senador panista. Y más que ahora que Fuentes se declara a favor de una elección interna abierta y que no se abaraten las candidaturas panistas.

Militantes azules nos dicen que la moneda de cambio para Zeferino sería tener mayoría en el Congreso local, ya que en realidad no le interesa la gubernatura, sino seguir manteniendo su coto de poder

Mauricio se fortalece

Después de que se dieran a conocer los primeros sondeos de intención de voto a la alcaldía de San Pedro, tras el “destape” de Mauricio Fernández, el exalcalde tiene aún más elementos para poner condiciones a la dirigencia estatal panista, encabezada por Mauro Guerra.

El tres veces edil sampetrino ya se coloca a la cabeza de las preferencias, incluso por delante del actual alcalde Miguel Treviño, lo que confirma que es el único entre los blanquiazules que realmente tiene posibilidades de recuperar el municipio considerado la “joya de la corona” para Acción Nacional.

Fernández va a mantener su postura de celebrar una elección interna entre los aspirantes para que, con los resultados, pueda exigir el apoyo total y sin divisiones de la dirigencia estatal y de los liderazgos azules, pero muy pocos dudan de que terminará siendo el candidato.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios