Las diputadas de Movimiento Ciudadano (MC), Iraís Reyes y Brenda Sánchez, llegaron al Congreso local sin ganar la elección en su distrito, es decir, no tuvieron apoyo ciudadano. Reyes quedó en tercer lugar en el Distrito 4, un bastión de MC. Por la misma vía llegó Sánchez.

Ahora, las dos diputadas buscan que se integre en la redacción de la reforma a la Ley Estatal Electoral, que está votada en primera vuelta, la inclusión de las y los mejores candidatos perdedores.

Es decir, intentan quitar a los diputados de representación proporcional de lista, que se integra de una dupla de una mujer y un hombre, que el partido designa para llegar al Poder Legislativo local.

O sea, Brenda e Iraís atentan contra su propio género, pues quieren bloquear a mujeres que casi tienen asegurado ser diputadas.

Las dos legisladoras, sin duda, muestran incongruencia, pues dicen estar defendiendo la paridad total para candidatas a alcaldías ganables, pero ahora quieren dejar fuera a las mujeres por la vía de representación proporcional.

Treviño pasa la charola

El alcalde de San Pedro, Miguel Treviño, está pidiendo un donativo a vecinos, dueños de escuelas y empresas, para que contribuyan para culminar el proyecto integral de un espacio infantil en el Parque Rufino Tamayo.

Y esta dádiva podrá ser deducible de impuestos, según Treviño. Ahora resulta que los vecinos, además de pagar sus impuestos para tener espacios dignos, también tienen que desembolsar aún más para acabar este proyecto.

Es decir, a pesar de que aumentó el impuesto predial, también buscan otras vías para cargarle la mano a los ciudadanos. En total, este proyecto tendrá un costo de 7 millones 900 mil pesos, de los cuales 4 millones 686 mil pesos serán del presupuesto participativo.

El municipio espera recaudar además 3 millones 400 mil pesos. Lo que tendría que hacer Treviño es destinar una parte del incremento del presupuesto de subvenciones para parques, al pasar de 11.4 a 17 millones de pesos para este año para la obra en el Parque Rufino Tamayo.