¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Los mexicanos que viven en Estados Unidos, y que vengan a visitar a sus familiares en Nuevo León, serán revisados médicamente en un cerco para detectar cualquier posible caso de Covid-19.

El Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón fue claro: todos serán revisados y tendrán que estar en cuarentena, y ayer al primer autobús de pasajeros procedente de Laredo ya le tocó su revisión.

Cuando empezó la contingencia por el brote de coronavirus, este medio adelantó que había una puerta por donde podría llegar este virus, por lo que era conveniente establecer un cerco sanitario en carreteras para evitar la propagación de esta enfermedad.

Se espera que esta medida no sea demasiado tardía, pues existió una ventana de días que no se aplicó o anunció esta medida y en este periodo se ha visto a muchos connacionales que han arribado a los municipios rurales del Norte de Nuevo León y la Zona Metropolitana de Monterrey.

Y es que, ahora que se anunció un contagio comunitario se encendieron las alerta en la entidad, pues una persona del municipio de García dio positivo de Covid-19 sin haber tenido contacto con alguien que tuviera este virus o que hubiera visitado Estados Unidos u otro país de Europa.

Sin acuerdo por extraordinario

Los diputados del Congreso de Nuevo León no logran ponerse de acuerdo para tener un periodo extraordinario antes de que termine el receso decretado hasta el próximo 20 de abril.

A pesar de la insistencia de los legisladores de las bancadas de Morena y Movimiento Ciudadano de sesionar al menos una vez en los siguientes días para aprobar la modificación de las reglas del presupuesto que solicitó Jaime Rodríguez Calderón, los panistas no han dado su apoyo para convocar al extraordinario.

Con estas modificaciones, los alcaldes estarán facultados tomar un porcentaje de dicho presupuesto para ayudar a los habitantes de sus respectivos municipios que se estén viendo afectados económicamente por la emergencia sanitaria derivada de la propagación del Covid-19, por lo que la situación amerita urgencia y no parece muy conveniente esperar tres semanas.

Vamos a ver si en los próximos días los diputados azules dan su brazo a torcer.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Jun 1, 2020
Lectura 3 min

Comentarios