¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La Secretaría de Desarrollo Sustentable, a cargo de Manuel Vital, tiene bajo la lupa a algunas empresas que emiten contaminantes al medio ambiente; ahora determinó la suspensión de labores de K-flex en Apodaca, luego de que la diputada local panista Marlene Benvenutti puso sobre la mesa que esta compañía contamina y hace uso indebido del suelo.

Hace unos días, Vital también denunció a la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Cadereyta por contaminar; todo esto lo realiza coincidentemente previo al inicio del periodo electoral en Nuevo León, lo que no deja de levantar sospechas acerca de un posible trasfondo político.

Y es que, llama mucho la atención que ni la diputada blanquiazul ni mucho menos Vital le prestan la misma atención a la contaminación que genera Ternium o las industrias de vidrio, las cuales son señaladas en el estudio del Centro Mario Molina, por lo que queda la impresión de que la dependencia no está midiendo con la misma vara a la hora de llevar a cabo más denuncias.

Veremos si algunas organizaciones como el Comité Ecológico Interescolar, el Observatorio de la Calidad del Aire y Cómo Vamos Nuevo León presionan a Vital o presentan un recurso en la Secretaría, al menos para cuestionar la eficiencia para mitigar la contaminación, más allá de las últimas denuncias, que parecieran selectivas.

O tal vez algunos diputados de otra bancada, que no sea la panista, se dispongan a iniciar un procedimiento para pedirle cuentas a Vital.

EXIGENCIA CIUDADANA

El presidente del Comité Ecológico Pro Bienestar, Guillermo Martínez Berlanga, estará presentando un escrito para solicitar a la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente en el Congreso local, la diputada Claudia Caballero, que dictamine la Ley de Bosques Urbanos, que protegerá una vocación más familiar y de preservación, no sólo para el Parque Fundidora, sino también en otros espacios como La Huasteca.

Pero además, nos comentan que alrededor de 200 ciudadanos también solicitarán a los congresistas que sesione la Comisión, pues buscan que se integren 15 puntos para enriquecer esta ley o que se establezcan mesas de trabajo para proteger las áreas verdes.

Pedirán que el Gobierno del Estado no delegue la administración del Parque Fundidora y que se haga cargo de este espacio público.

Los ciudadanos pretenden que la Comisión plasme en la Ley que cada habitante cuente con 15 metros cuadrados de áreas verdes.

Otro punto que se pondrá sobre la mesa es conseguir un círculo virtuoso entre área verde, salud y productividad económica y pensar que la erogación en el medio ambiente y el cambio climático deba tomarse como una inversión y no como un gasto.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 18, 2020
Lectura 3 min

Sep 14, 2020
Lectura 3 min

Comentarios