Nos comentan que, quien estará próximamente en Nuevo León para ir tanteando su aceptación de cara a una hipotética aspiración presidencial es el coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila.

Nos aseguran que el morenista se reunirá con un sector de la base de Morena en este estado, en busca de adeptos rumbo a 2024. Podría llegar a la entidad neoleonesa entre finales de este mes o los primeros días de noviembre y, además de las reuniones, el legislador podría ir sondeando qué tanta aceptación tiene.

Ya de inicio lleva una ventaja aceptando que buscará estar en la boleta presidencial, lo que no levantó discrepancias en Morena Nuevo León.

El senador, quizá, podría enfrentar críticas de algunos morenistas que simpatizan con Claudia Sheinbaum, quien también se menciona como candidata presidencial. De momento, lo cierto es que ningún grupo local ha expresado abierta y públicamente su preferencia por alguno de los “presidenciables” de Morena.

Por cierto, nos dicen, algo que agradó del político zacatecano en Nuevo León fue que se quedó al margen de la discusión tras los dichos del presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien calificó como neoliberal e individualista al sistema educativo de la UNAM. Puede parecer muy pronto, pero para Monreal puede ser importante medir en este momento qué tanta fuerza puede tener.

Centros comunitarios en el limbo

Los sectores más vulnerables del estado de Nuevo León, entre ellos los jóvenes, están siendo dejados en el abandono por la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno estatal.

Martha Herrera, titular de la dependencia, decidió cerrar temporalmente los centros comunitarios, espacios que, hasta el momento, no cuentan con fecha de reapertura.

Habrá que recordarle a la funcionaria pública que estos centros brindan apoyo para alejar a los jóvenes de la delincuencia, así como ayudar a las madres de sectores más vulnerables, un programa exitoso que surgió durante el sexenio del exgobernador Natividad Gonzalez Paras, continuó con Rodrigo Medina y que también mantuvo Jaime Rodríguez Calderón.

Las ubicaciones de estos centros comunitarios son zonas conflictivas en donde la violencia familiar, la drogadicción y la falta de empleo son permanentes ya que ayudan a aminorar esta problemática.

Nos dicen al interior de la dependencia que esta decisión de la funcionaria pone a prueba su sensibilidad y, sobre todo, la misión social que tiene para mitigar focos de violencia y delincuencia organizada.