¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

A pesar de que Nuevo León es una de las entidades que menos dependen de la federación en términos presupuestarios, el estado norteño sigue siendo altamente dependiente, y en un escenario donde las participaciones federales no crecen en el porcentaje esperado y los gastos ineludibles sí se incrementan año con año, era inevitable que el presupuesto estatal viniera castigado.

Lo único que quizá no se esperaba es que el Proyecto de Presupuesto presentado por el tesorero Carlos Garza tuviera un decremento en términos reales del 1.1 por ciento. Pues aunque en términos absolutos la bolsa crece 2 mil millones de pesos para llegar a los 105 mil millones, hay un déficit que asciende a 3 mil 798 millones, debido, sobre todo, al incremento de los pagos al magisterio y las pensiones.

Aunque este proyecto aún será analizado por los legisladores locales y está propenso a modificarse, los propios líderes parlamentarios, a pesar de calificarlo como limitado o apretado, han reconocido que no hay mucho margen de maniobra, es decir, no se afectarán partidas en temas fundamentales como seguridad, salud, educación o medio ambiente para destinarlo a otros rubros.

La propuesta de presupuesto no alcanza ni a cubrir el monto inflacionario proyectado para 2020, pero sí obedece a la realidad que se está viviendo desde la tribuna federal. 

Celia prepara respuesta por denuncia

Tras la denuncia presentada el día de ayer por Édgar Martínez Mercado, director de Comunicación Social y prensa de Apodaca, la diputada Celia Alonso Rodríguez, integrante de la bancada de Morena, ya está preparando su respuesta.

El origen de este pleito se remonta al pasado 28 de octubre, cuando Celia subió a tribuna para realizar acusaciones en contra del funcionario municipal por presuntas prácticas de acoso laboral, sexual y psicológico en contra de empleadas, e incluso pidió a otras diputadas tomarse una foto grupal como muestra de apoyo a las mujeres.

Sin embargo, Martínez Mercado señala en su denuncia que la legisladora hizo estos señalamientos sin tener el sustento y el fundamento legal, por lo que interpuso la querella en el Centro de Orientación y Denuncia (CODE) de la Fiscalía General de Justicia de Apodaca, en donde busca la reparación del daño moral y psicológico por los dichos de la diputada.

Pero a reserva de lo que investigue la autoridad, nos comentan que Celia Alonso está esperando la notificación formal para acudir con diversas pruebas y testimoniales que supuestamente refrendan sus señalamientos y que, incluso, se plantea una contradenuncia al funcionario. 


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Ene 22, 2020
Lectura 3 min

Comentarios