¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El regreso del diputado con licencia, Juan Carlos Leal Segovia, quien exige formar una nueva bancada bajo el nombre de Partido Encuentro Solidario para ocupar su curul en el Congreso local, además de ser equivocada en las formas, podría ser ilegal.

Prácticamente Leal Segovia está dando por hecho que el coordinador de la bancada del PRI, Francisco Cienfuegos, y el líder del grupo legislativo del PAN, Carlos de la Fuente, cumplirán con su capricho de formar una nueva bancada bajo el nombre de un partido que aún no ha alcanzado el registro.

A menos, claro, que el Congreso quiera violar el artículo 46 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, el cual establece que no se pueden crear grupos legislativos con una denominación de algún partido político que no hubiera participado en las elecciones anteriores.

Leal Segovia llegó como diputado del partido de Morena y fue expulsado por utilizar comentarios homofóbicos para después refugiarse en la bancada del desaparecido Partido Encuentro Social (PES).

En todo caso, Leal Segovia tendría que volver a integrar la bancada con el PES, pues éste partido sí participó en las elecciones. Nos aseguran que muchos diputados no lo quieren de regreso porque el Congreso está más tranquilo sin su presencia.

Consuman ‘madruguete’

La Comisión de Transparencia y Acceso a la Información (Cotai) simplemente dejó de lado cumplir con la paridad de género, pues en la sesión pública celebrada ayer se reeligió por dos años más a Bernardo Sierra Gómez como presidente de este órgano.

A Sierra Gómez no le importaron las críticas por la falta de inclusión. Este órgano nunca ha sido presidido por una mujer y esta reelección pone en duda la honestidad y transparencia de operar de la Comisión.

La comisionada María de los Ángeles Guzmán García reveló que apenas el pasado martes se había informado la reelección del presidente de la Comisión, lo que mancha este proceso, donde Sierra Gómez ganó por cuatro votos a favor y uno en contra.

Lo que llama mucho la atención es que la diputada de Movimiento Ciudadano, Karina Barrón, quien preside la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso local, no haya manifestado su postura sobre este ataque a la paridad en la Cotai.

Al parecer la legisladora ha andado muy ocupada en los primeros días de enero entregando apoyos a los ciudadanos del Distrito 6 en Monterrey. ¿Ya tan pronto anda buscando votos para 2021?


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Sep 18, 2020
Lectura 3 min

Sep 14, 2020
Lectura 3 min

Comentarios