La orden de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de modificar las candidaturas de Acción Nacional para las alcaldías metropolitanas desató incertidumbre en este partido.

Los panistas, que se habían resistido, deben cumplir por mandato con la paridad, poniendo a una mujer como aspirante en alguno de los municipios como San Pedro, San Nicolás, Santa Catarina o Guadalupe. Y a quien se ha señalado como posible “sacrificado” es a Alfonso Robledo, quien va por Guadalupe, aunque, por otro lado, podría ser quien más argumentos legales tenga para evitar un posible retiro de su candidatura.

Históricamente este municipio ha sido perdedor para Acción Nacional, por lo que una mujer no debería, en teoría, ser postulada ahí, sino en uno con reales posibilidades de triunfo. Robledo hasta puede alegar que no es un municipio de competitividad media, es por eso que llama mucho la atención que los panistas fueron los primeros en apuntar a Alfonso como el elegido para perder la candidatura.

La lupa debería estar puesta en San Nicolás con Daniel Carrillo como candidato, y Santa Catarina con Jesús Nava, entidades ganadoras, o incluso San Pedro, un municipio de competitividad media con Mauricio Fernández.

La pregunta es ¿quién de estos tres representa más votos para Acción Nacional?

Comisión rebasada

La Comisión Estatal Electoral de Nuevo León (CEENL) quedó evidencia por no verificar el principio de paridad para las alcaldías metropolitanas, luego de que el TEPJF ordenó modificar las candidaturas del PAN.

Este órgano, a cargo de Mario Alberto Garza Castillo, tiene entre sus obligaciones revisar que los partidos cumplan con el criterio de paridad, pero no lo hizo. Sin duda, debió aclarar a los representantes panistas que no se podía registrar una mayoría de candidatos hombres, lo cual aumenta los cuestionamientos sobre la influencia que tiene el partido azul en este órgano.

Las complicaciones que hoy tiene el PAN se originaron incluso desde antes, por la omisión del Congreso local de legislar en materia de paridad y, al existir una laguna legal, el TEPJF ordenó a la CEENL hacer lineamientos de paridad total.

La CEENL lo hizo y después vino la impugnación de Acción Nacional ante el Tribunal Estatal Electoral y finalmente el TEPJF resolvió modificar las candidaturas. Ahora luce muy complicado que el PAN pueda revertir este ordenamiento.