El Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León (TEENL), cuya presidenta es Claudia Patricia de la Garza Ramos, pasa por un momento en que se juega su credibilidad. Al menos así se percibe por las últimas resoluciones del Pleno que serán impugnadas.

De entrada, la excandidata de Morena a la presidencia municipal de García, Claudia Lozano, buscará la anulación de los comicios ante la Sala Regional del Poder Judicial de la Federación, por considerar que el TEENL tuvo criterios “fuera de la realidad”.

Lozano pide esta anulación por violaciones a la cadena de custodia de las casillas, un acto que fue motivo para que se repitiera la elección de Monterrey en 2018. Y ni qué decir de Alfonso Robledo, excandidato del PAN a la alcaldía de Guadalupe, quien recurrirá a otra instancia, en este caso federal, para anular la elección.

El TEENL le dio la razón al gobernador electo, Samuel García, por el apoyo en campaña de su esposa, Mariana Rodríguez, con publicaciones e historias en Instagram. Esta última resolución, a pesar de que el Instituto Nacional Electoral (INE) encontró elementos para sancionar a García y a Movimiento Ciudadano.

CONTAMINACIÓN NO ES JUEGO

En los últimos días han comenzado a surgir voces de algunos actores que se consideran “expertos” en la crisis de la contaminación en la entidad.

Pero ni siquiera muestran en su currículum su experiencia en materia de contaminación, o bien, resultados de una mejor calidad del aire como funcionarios.

Se trata de Alfonso Martínez, director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire, y la diputada electa de Movimiento Ciudadano, Brenda Sánchez, quien ni siquiera especifica su escolaridad en la Comisión Estatal Electoral.

Martínez, quien se perfila como próximo titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, parece que defiende los intereses de la Iniciativa Privada, principal motor de contaminación, pues el gobernador electo, Samuel García, dijo que era de Femsa.

Y Brenda, cuando fue diputada local, carga con la aprobación de la construcción de un estacionamiento en un espacio verde, la cual fue revertida por la organización Pueblo Bicicletero.