¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, no es un asistente asiduo a las reuniones del gabinete de seguridad que se celebran en el Palacio de Gobierno, tarea que delega en el secretario General de Gobierno, Manuel González, y en el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Aldo Fasci, por ello es más que probable que ‘El Bronco’ sea uno de los mandatarios estatales que exhibirá el presidente López Obrador en los próximos días, tal y como anunció ayer.

El que tampoco asistió ayer al encuentro del gabinete de seguridad estatal fue Aldo Fasci, quien estuvo el pasado fin de semana de visita en Colombia, tal y como lo dio a conocer en sus redes sociales su secretario particular Juan José Muñoz Duarte.

¿Qué asuntos estaba atendiendo el secretario de seguridad en el país sudamericano? Seguramente se trató de algo imprescindible que lo alejó de sus responsabilidades en la entidad, como si la violencia no estuviera en niveles preocupantes, o su dependencia no tuviera que responder aún muchas preguntas acerca del caso de la compra del dron.

Eso sí, aún en Colombia, Fasci no perdió detalle de los partidos de la liguilla que jugaron los equipos de Monterrey. Hay prioridades.

Paridad total congelada

El primer Congreso con paridad, inexplicablemente no se posiciona a favor de los derechos políticos de las mujeres en Nuevo León, y ni siquiera pretende legislar una asignatura pendiente para tener una cuota de género en el Gobierno estatal.

Las 21 diputadas locales no han podido revivir el dictamen para la armonización de la Reforma Constitucional de Paridad de Género en órganos estatales, que lleva seis meses congelado.

La Comisión de Puntos Constitucionales, a cargo del diputado priista Jorge de León, tiene parado este tema, y todo apunta que en este año no se dictamina esta armonización, a pesar de que es una obligación.

Llama mucho la atención, que la diputada del PAN, Claudia Caballero, quien es vicepresidenta de la Comisión, no ha querido poner sobre la mesa que se legisle la reforma constitucional.

Habrá que recordar que aún existe la asignación pendiente de los magistrados del Poder Judicial del Estado, en donde no se contemplan mujeres. Es por eso que las legisladoras tendrían que hacer más por la paridad.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios