La titular de la Oficina Amar a Nuevo León y esposa del gobernador Samuel García, Mariana Rodríguez, sigue pasando por alto el respeto a los derechos de las niñas, niños y adolescentes de esta entidad. La propia funcionaria informó que no tenía el certificado de acogimiento, luego de que sacó del DIF Capullos al menor, Emilio, para llevarlo a su casa.

Para obtener este certificado de acogimiento temporal, el ciudadano tiene que someterse por seis meses a evaluaciones sociales y psicológicas, así como llevar un curso de capacitación para determinar si la persona es apta o no, una exigencia del DIF Capullos. Con lo que hizo la funcionaria tendría que negársele el certificado, sin duda.

Esto pone en entredicho la objetividad de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y AdolescentesdelEstado que, además, permitió que un menor saliera en medio del aumento de COVID-19 en la entidad, sobre todo porque Emilio no está clínicamente sano.

Mariana sigue, además, exhibiendo fotos de los menores sin tapar el rostro, aprovechando que no se tiene, al menos en este tipo de casos, una postura de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, encabezada por Olga Susana Méndez Arellano.

Eso sí, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) cuestionó fuertemente las acciones y la legalidad de lo que hizo Mariana Rodríguez, habrá que esperar qué dice la autoridad sobre esta controversia.

Mantienen protesta en Canal 28

La organización Movimiento por la Igualdad protestó frente a Palacio de Gobierno junto con Gerardo Garza, conductor homosexual, para que continúe con la transmisión del programa Diversos, tras ser despedido por el director del Canal 28, Osvaldo Robles López. Nos aseguran que estará muy intenso el programa.

Esto pone sobre la mesa que, hasta el momento, Garza no ha aceptado el ofrecimiento de Robles López, quien se comprometió a regresarle el programa de Diversos y un mejor sueldo tabulado como conductor estelar, esto, nos dicen, para intentar que todo quedara como un “malentendido”.

Osvaldo no entendió que retirar el programa no sólo era un simple despido, sino que exhibe, intencionalmente o no, discriminación en contra de la comunidad LGBT+.

El ofrecimiento del regreso del programa, nos comentan, se debió a la intervención de Martha Herrera, secretaria de Igualdad e Inclusión.

En el caso de que Gerardo regrese al Canal 28 nadie podrá garantizar que no se buscará más adelante su salida, bajo algún otro pretexto. La historia de traiciones en el Canal 28 no es nueva.