No es ningún secreto que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’, con la estructura del gobierno de por medio, apoya en esta elección al Partido Acción Nacional.

Y esto quedó sellado con la incorporación de su amigo y exsecretario de Gobierno, Manuel González, quien se enfundó en los colores azules para competir el próximo 6 de junio por una curul federal.

Ahora este pacto se está viendo reflejado también en los funcionarios estatales, quienes han recibido “línea” para votar y promover el sufragio a favor de Fernando Larrazábal, candidato a la gubernatura. Si no, incluso hay amenaza de despido.

Pero hay dudas de que el alcalde Zeferino Salgado, uno de los principales operadores panistas en la entidad, lo traicione y su estructura del Grupo San Nicolás se incline en favor de otro candidato. Lo que sí es una realidad es que hoy la estructura de gobierno se está aceitando para la movilización del voto hacia Larrazábal el 6 de junio.

Son tres estructuras activas: la que trabaja en favor de Morena, con operadores como Abel Foto: especial Jaime Rodríguez apoya en esta elección al PAN. Guerra, Mario Guerrero, Felipe Enríquez y Héctor Gutiérrez; la del PRI que está encabezada por Rubén Moreira y la del Gobierno de “El Bronco”. Se avecina un choque de poderes.

Y aún falta la mano de los taxistas de la CTM de Ismael Flores, quienes han protagonizado pleitos con agremiados disidentes de esta central obrera que apoya a Abel Guerra.

Piden compromiso con la comunidad LGBT+

Un grupo de activistas de la comunidad LGBT+ en Nuevo León ha puesto sobre la mesa la necesidad de que los candidatos a la gubernatura realmente se comprometan con sus causas y sus derechos, pues durante la campaña es una discusión que ha estado ausente.

Lo que señalan los activistas es que los aspirantes a ocupar la gubernatura realmente no han tocado ningún tema relacionado con los derechos de los integrantes de la comunidad LGBT+ en Nuevo León, ni han emitido algún posicionamiento por iniciativa propia, sino únicamente cuando han sido cuestionados al respecto, por lo que no ha quedado clara su postura y sus políticas para este sector, en caso de ganar la elección el próximo 6 de junio.

No se trata de un tema menor, pues Nuevo León es uno de los estados en donde se registra una mayor discriminación hacia los miembros de la diversidad sexual.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, ¿realmente los candidatos buscarán comprometerse con estas demandas?, ¿voltearán hacia otro lado?