En el inventario de las emisiones que presentó la Secretaría de Medio Ambiente, a cargo de Alfonso Martínez, las autoridades consideraron un contaminante que no se tomaba en cuenta: el carbono negro, atribuido a los vehículos en 60 por ciento.

Lo que no dijeron es que este contaminante es de muy corta duración, se fulmina rápido en comparación con las partículas PM 2.5 y PM10, entre otros más pesados que se mantienen más tiempo en la atmósfera de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM).

Es una emisión que se considera tiene mayores efectos para el cambio climático, mas no para la atmósfera. Martínez no tendría que intentar hacer creer que esta sería la principal fuente de contaminación atmosférica y quizá debería de transparentar el inventario, hacerlo público de manera inmediata para que sea estudiado por la ciudadanía.

Porque, como dice el gobernador Samuel García, todos somos responsables, pues la población tiene el derecho de conocer las mediciones y la metodología.

Diputada Paola Coronado en zona de confort

La diputada local panista, Paola Coronado, por fin decidió salir de su zona de confort y anduvo muy activa ayer pidiendo al Gobierno federal agilizar las vacunas contra COVID-19 para menores de edad. Después, continuó su actividad política al interponer un escrito al municipio de Monterrey.

Paola Coronado ha sido una legisladora que, regularmente, propone poco, por no decir nada, y es por eso que llama la atención su actitud movida en este receso legislativo.

Pero quien ayer apareció y fue muy crítico fue el legislador albiazul Eduardo Leal descalificando las acciones de Mariana Rodríguez, tales como tomarse fotos sin cubrir el rostro de los menores, así como llevarse a un bebé del DIF Capullos a su casa.

Veremos si Leal le da seguimiento a este asunto, más allá de una declaración por un tema en tendencia.