¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

La tendencia de la ciudadanía de emitir su voto con base en el perfil del candidato y no tanto por el partido político que represente en la sucesión de 2021 ha cambiado las dinámicas entre los principales operadores de las estructuras políticas y del voto duro de la militancia, para poner ese capital político en la mesa de negociación. Nos aseguran que ya hubo acercamientos entre operadores del gobernador Jaime Rodríguez Calderón para ofrecer la estructura estatal a Clara Luz Flores Carrales, esto, nos dicen, para evitar que se vaya para Morena y, sobre todo para evitar un hipotético triunfo de Movimiento Ciudadano con Samuel García.

La intención sería sumar esta estructura a la que tiene el líder del Grupo San Nicolás, el alcalde panista Zeferino Salgado, y también buscarían acercarse a Francisco Cienfuegos, importante operador del PRI en la entidad.

Con las tres estructuras, Salgado buscaría el control del Congreso y el municipio de Guadalupe para su grupo y Cienfuegos iría con todo para buscar la alcaldía de Monterrey.

Pero, como en toda negociación, hay puntos más complicados que otros, y es que el PRI es el único partido con un candidato claro para competirle a Clara Luz, en este caso, el alcalde regio, Adrián de la Garza, por lo que desde la cúpula tricolor bloquearon las negociaciones.

La mayor preocupación que tienen en común estos actores es que Clara se vaya a Morena, pues con el impulso propio que ya tiene, sumado al arrastre del partido, dan para una fórmula ganadora.

La vía ciudadana

Quien también quiere responder a los movimientos de sus adversarios políticos es el exsecretario de Economía federal, Idelfonso Guajardo, quien después de estos acercamientos ya comenzó a armar un bloque ciudadano por Nuevo León, con la intención de que sería un contrapeso ante las estructuras políticas en negociación.

Guajardo ha tenido reuniones con el senador panista, Víctor Fuentes, quien busca ser abanderado blanquiazul a la gubernatura y que está congelado por Acción Nacional, y con el alcalde regio Adrián de la Garza, también perfilado para estar en la boleta para la disputa por la gubernatura.

Incluso, Guajardo tuvo acercamientos con el senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García, quien ya quedó fuera de este bloque, luego de que Dante Delgado, el mandamás emecista, dijo que el partido irá solo en los comicios.

Sólo falta la reunión con la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, la cual probablemente se concrete tras su informe. La intención de Guajardo es buscar construir alianza ciudadana alejada de los partidos.

Este sentido del voto ciudadano ha agitado las aguas electorales. Pero la clave sigue siendo Clara Luz.


* Esta opinión no refleja la del periódico
Comentarios