Samuel García, candidato de Movimiento Ciudadano por la gubernatura, está utilizando prácticamente la misma estrategia discursiva que en 2015 llevó a Jaime Rodríguez Calderón a convertirse en mandatario.

Se trata de un discurso antisistema, a lo que le llama “La Vieja Política” y se lanza contra sus adversarios de campaña: Clara Luz Flores y Adrián de la Garza, a quienes los relaciona con el exmandatario, Rodrigo Medina.

Este recurso político también lo utilizó en su campaña “El Bronco” para ganarle a la entonces abandera priista, Ivonne Álvarez, y acusar al bipartidismo de ser el mal de Nuevo León, incluso, señalando hasta a los medios de comunicación.

Sin duda, en este sentido, Samuel no ha sido innovador, y si va a apostarle el resultado de su campaña a la descalificación, simplemente comenzará por aburrir al electorado, que aún sigue esperando propuestas.

A esto se suma el rumor de que Guillermo Rentería, otrora estratega digital de Jaime Rodríguez, ahora está con Samuel.

La pregunta sobre la mesa para los nuevoleoneses es si en realidad votarían por un candidato que sólo ofrece un discurso antisistema, porque hasta el momento parece que no le da para proponer proyectos.

Por cierto, lo que llama mucho la atención, es que dentro de sus señalamientos no incluya al PAN ni a su candidato Fernando Larrazábal.

Las cuentas que no salen en Monterrey

No es el mejor momento para la campaña de Clara Luz Flores, y eso lo saben en el equipo de la candidata, aunque aún esperan que en el resto de la campaña se pueda revertir la tendencia de las últimas semanas.

Sin embargo, lo que también preocupa a los estrategas de la coalición que abandera Clara Luz es el poco arrastre de los candidatos a las alcaldías de la zona metropolitana.

Salvo el caso de Escobedo, bastión de Flores Carrales, en donde parece liderar cómodamente la intención de voto el candidato Andrés Mijes, en el resto de municipios metropolitanos el panorama es más adverso.

Preocupan, sobre todo, los casos de Monterrey, donde Víctor Fuentes no ha logrado posicionarse; además de San Pedro Garza García, donde la candidatura de Patricia Zambrano pinta para ser meramente testimonial.

No sólo se trata de que los candidatos a las alcaldías pierdan su elección, sino que ni siquiera puedan ayudar a aportar un piso de votos para Clara Luz Flores. Parece que vendrá una sacudida importante en la estrategia integral de la coalición.